martes, 18 de octubre de 2011

SAN JOSÉ, BREVE REFLEXIÓN DE SAN ALFONSO Mª. DE LIGORIO

   "¿Cuánto no es también de creer aumentase la santidad de José el trato familiar que tuvo con Jesucristo en el tiempo que vivieron juntos?" José durante esos treinta años fue el mejor amigo, el compañero de trabajo con quién Jesús conversaba y oraba. José escuchaba las palabras de Vida Eterna de Jesús, observaba su ejemplo de perfecta humildad, de paciencia, y de obediencia, aceptaba siempre la ayuda servicial de Jesús en los quehaceres y responsabilidades diarios. Por todo esto, no podemos dudar que mientras José vivió en la compañía de Jesús, creció tanto en méritos y santificación que aventajó a todos los santos."
Oración de los trabajadores al Patriarca San José.




   Glorioso San José, modelo de cuanto deben trabajar con el sudor de su frente, conseguidme la gracia de considerar el trabajo como expiación, para satisfacer tantos pecados. Hacedme trabajar en conciencia, prefiriendo el fiel cumplimiento de mis deberes a mis inclinaciones caprichosas; haced que trabaje con agradecimiento y alegría, poniendo todo mi empeño y honor en aprovechar y desarrollar, por medio del trabajo, todos los talentos que he recibido de Dios. Mandadme trabajar con tranquilidad, moderación y paciencia sin que me atemoricen el cansancio y las dificultades. Inspiradme a menudo pensamientos en la muerte y en la cuenta que he de rendir del tiempo perdido, de los talentos malgastados, de las omisiones y de toda vana complacencia en éxitos obtenidos, tan contraria al honor de Dios. ¡Todo según vuestro ejemplo, oh Patriarca San José.

3 comentarios:

  1. San José siempre me ha llevado de la mano, por una causa o por otra pero nunca me ha dejado.
    La oración preciosa, me la apuntaré. Gracias.

    Feliz día

    ResponderEliminar
  2. Leyendo el texto vino a mi memoria un anécdota que nos contó un Fraile de la Orden de los mínimos Franciscanos. Mi madre pasaba por unos apuros económicos en aquel tiempo y pidiéndole a ellos le recordarán en sus oraciones para obtener el consuelo del cielo, Fray José de Jesús le dijo a mi mamá que invocara al Señor San José ya que El les había concedido muchos milagros y dijo que en una ocasión no había dinero para pagar la factura de la energía eléctrica y ellos tan preocupados por el plazo rogaron al Santo Patriarca les ayudará con ese problema, llego el ultimo día de vencimiento y hablaron a las oficinas para pedir una prorroga cuando piden la información del cliente ellos responden que la cuanta ya esta saldada, que el convento no debía nada, este acto de fe conmovió a mi Madre y desde entonces le suplica su intercesión en todo momento.

    Sea para Gloria de Dios

    ResponderEliminar
  3. Abi,muchas gracias por esa bellísima historia!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.