sábado, 30 de junio de 2012

POR AMOR A LA IGLESIA, AL SACERDOCIO Y AL SANTO SACRIFICIO DE LA MISA


ANIVERSARIO DE LAS CONSAGRACIONES EPISCOPALES REALIZADAS POR
 S.E.R. MONSEÑOR MARCEL LEFEBVRE


Tal día como hoy, hace ya veinticuatro años,  S.E.R. Mons. Marcel Lefebvre, Arzobispo y Fundador de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X, junto con S.E.R. Mons. Antonio de Castro Mayer, consagró cuatro Obispos para que la Sacrosanta Tradición Católica continuase subsistiendo en la Iglesia de Cristo y dar plenitud a la Sagrada Escritura en boca del Apóstol San Pablo: 

Os alabo porque en todas las cosas os acordáis de mí y conserváis las tradiciones tal como os las he transmitido. (I Corintios 11:2)

Cierto es que aquellas Consagraciones Episcopales se llevaron a cabo sin Mandato Apostólico, que los Obispos Consagrantes y los consagrados fueron "excomulgados" por la Roma Modernista y a partir de ahí, no faltaron incluso almas fervorosas que acusaron a Mons. Lefebvre 
de "tibio" por no declarar la Sede Vacante.

Humildemente creo que tanto Mons. Antonio de Castro Mayer como Mons. Lefebvre, actuaron en conciencia y que su único fin -como rezaba el recordatorio de aquél valiente gesto- era el de salvar la Tradición Católica, de salvar a la Iglesia misma de las garras del Modernismo que la  ha carcomido desde
 el funesto Concilio Vaticano II.

Sabedores de que serían proscritos y centro de burlas y ataques aún desde las filas más tradicionales, jamás dieron un paso atrás en aquella polémica pero necesaria decisión; con estas Consagraciones Episcopales, la Resistencia Católica se aseguraba la continuidad del genuino sacerdocio católico, así como la perpetuación del Santo Sacrificio de la Misa.

Laus Deo, Virginique Matri

*  *  *

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.