jueves, 15 de agosto de 2013

LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA A LOS CIELOS



Antiquísima y universal es la creencia del pueblo cristiano
 que afirma que Nuestra Señora la Virgen Santísima 
no sufrió la corrupción del sepulcro 
por no haber sido nunca contaminada
con pecado alguno, ni original ni actual;
por Misterio de Ángeles 
fue asunta a los Cielos
en cuerpo y alma.

Desde tiempo inmemorial se celebra con máximo esplendor
esta Fiesta Litúrgica, que junto con la Navidad,
Pascua y Pentecostés, 
constituye una de las cuatro
fiestas más importantes del año.

Escogida como fiesta mayor de muchos pueblos 
y titular de numerosas iglesias.


El Misterio de hoy es conocido como 
Dormición y reposo de la Virgen
para indicar la suavidad de Su muerte;
Asunción para significar el momento en que el cuerpo
de Nuestra Señora fue conducido gloriosamente al Cielo.

En algunos lugares se celebran procesiones con la imagen
de la Virgen muerta, puesta a la veneración de los fieles
por unos días.

La definición dogmática de la Asunción de la Virgen María
en cuerpo y alma a los Cielos, fue hecha el 1 de Noviembre
del Año Santo de 1950, por el Papa Pío XII.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.