domingo, 1 de diciembre de 2013

AHORA YA NADA NOS DISTRAE DEL SERVICIO DE DIOS


SOBRE NUESTRAS RELACIONES 
CON LA SOCIEDAD RELIGIOSA 
SAN LUIS REY DE FRANCIA

*   *   *
          Queremos agradecer el interés de tantos amigos y lectores que nos preguntan por nuestra actual relación con la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia, con sede en Vedia, Argentina. Ante las primeras especulaciones de las que nos han llegado, simplemente nos vamos a limitar a aclarar algunos puntos, ya que no es nuestra intención -ni nuestra vocación- andar en enredos que no son tales:
      -Un grupo de seglares, residentes en estas Islas Canarias, solicitamos asistencia espiritual a la citada Soc. de San Luis Rey de Francia hace más de un año. En ese transcurso de tiempo, ha resultado materialmente imposible concretar un proyecto común de apostolado. Cada cual hacia lo que podía en su lugar, si bien la comunicación y la colaboración eran fluidas.
      -Ante las dificultades planteadas por la lejanía y otras deficiencias materiales, este grupo de seglares, decidió recientemente, reorientar el grupo hacia metas más concretas y cercanas en la geografía.
      -Es INCIERTO que nos hemos distanciado por cuestiones ideológicas y mucho menos disciplinares, ya que cada grupo SIEMPRE ha sido independiente del otro, existiendo por tanto, una mera relación de colaboración fraterna.
      -Es igualmente INCIERTO que hayamos bloqueado la cuenta de Facebook del anterior Capellán, el Padre Mauricio Samuel Zárate Molina, sino por el contrario, el trato siempre ha sido absolutamente fraternal.
          Aprovechamos para reiterar nuestra SINCERA GRATITUD a la Soc.San Luis Rey de Francia por tantas Misas como tuvieron a ver ofrecer por nuestras intenciones y las de nuestros amigos y lectores de este blog, como tantas y sabidas veces anunciábamos.
           El hecho de que este grupo de Canarias haya decidido reorientarse, buscando la ayuda y apoyo espiritual de otros sacerdotes, no significa que hayamos renunciado a ninguno de nuestros ideales, que se mantienen intactos, pues el amor a Dios y a Su Santa Iglesia, han de estar por encima de cualquier miseria humana. Como muy bien sentenció nuestra Madre Santa Teresa cuando se consumó la separación carmelitana  Ahora estábamos por fin en paz, calzados y descalzos, y nada iba a distraernos del servicio de Dios”.

 Fmdo. Juan Diego Ortega, de la Asoc. Cultural "Oblatos del Buen Pastor"
(actualmente en trámite de obtención de protocolo 
en el Registro Nacional de Asociaciones de España)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.