sábado, 7 de junio de 2014

PRÁCTICA DE LOS PRIMEROS SÁBADOS DE MES, SEGÚN LA PETICIÓN DE NUESTRA SEÑORA A SOR LUCÍA DOS SANTOS


"Yo he venido a pedir 
la Consagración del mundo a Mi Inmaculado Corazón 
y la Comunión Reparadora 
en los Primeros Sábados de mes"

( Palabras de Nuestra Señora en Fátima )



   La Santa Madre Iglesia exhorta a los fieles que dediquen EL PRIMER SÁBADO DEL MES al Inmaculado Corazón de María, practicando algún ejercicio de piedad en desagravio de las blasfemias e injurias que se le infieren.

   Para estimularnos a ello, abre el TESORO DE LAS INDULGENCIAS en favor de quienes practiquen con devoción y cumplimiento la práctica piadosa de los CINCO PRIMEROS SÁBADOS DE MES.

   También la Santísima Virgen desea esta devoción; y para animarnos ha hecho la consoladora promesa de salvación en favor de cuantos el Primer Sábado de cinco meses consecutivos ofrezcan amorosa reparación a su Corazón Inmaculado, confesando, comulgando, rezando al menos un Rosario ( cinco Misterios ) y meditando los Misterios del mismo durante quince minutos.

   Fomenta esta forma de devoción al Corazón de María para progresar en tu vida cristiana y asegurar tu salvación.


Padrenuestro, Avemaría y Gloria, para ganar las indulgencias concedidas

Ahora reza piadosamente LAS TRES AVEMARÍAS 
en honra del Poder, Sabiduría y Misericordia del Purísimo Corazón de María, 
menospreciado por los hombres. 

Con fervor, recita hoy y siempre las siguiente jaculatoria:

Oh Dulce Corazón de María
sed la salvación mía.

          LA PRÁCTICA DE LOS CINCO PRIMEROS SÁBADOS DE MES, puedes practicarla por la mañana o por la tarde, durante la Santa Misa en la que recibes la Comunión. La meditación de los Misterios del Rosario se puede hacer mientras se van rezando sus decenas. Es suficiente la meditación de los mismos que se requiere para ganar las indulgencias del Rosario dominicano, con tal que juntamente con el rezo dure un cuarto de hora.

          Que tu piedad filial hacia el Corazón de la más tierna de las madres te estimule a consagrarle con fidelidad y amor quince minutos de fervorosa reparación por las ingratitudes con que los hombres corresponden a su amor. El Inmaculado Corazón de María te lo premiará con la gracia de una vida cristiana y de una santa muerte en la paz del Señor.

A.M.D.G. et B.M.V.M.C.

1 comentario:

  1. De mil amores practicaría yo la devoción de los Primeros Sábados y también la de los Primeros Viernes, pero ¿dónde encontrar hoy en día, como no sea en Madrid y quizá alguna otra afortunada ciudad española un auténtico sacerdote válidamente ordenado que consagre indudablemente el Cuerpo de Cristo? Hace tiempo que he renunciado, con gran dolor, a practicar estas santas devociones.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.