domingo, 30 de septiembre de 2018

"NO MUERO, ENTRO EN LA VIDA..." en el Aniversario de Santa Teresita de Liseux


          QUE NUNCA NOS CANSEMOS de encomendarnos y dar a conocer a "la Santa más grande de los tiempos modernos", como la llamó el gran Papa San Pío X.

          Maestra de la Infancia Espiritual, ha sido y es guía de almas místicas como Teresa Neumann o Marie Rose Ferrón...

          ¡Gracias Santa Teresita por seguir enviando tu lluvia de rosas desde el Paraíso!



Sé buen devoto de Santa Teresita y comparte esta publicación




EL SANTO ROSARIO, Mística Corona que alcanza de la Virgen todas las gracias


 "La Virgen nunca defrauda a quien confía en Ella"

 (San Juan Bosco)





               Ante peligros tan graves, sin embargo, no debe abatirse vuestro ánimo, sino que, acordándoos de aquélla divina enseñanza: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”, con mayor confianza acudid gozosos a la Madre de Dios, junto a la cual el Pueblo Cristiano siempre ha buscado el refugio en las horas de peligro, pues Ella ha sido constituida causa de salvación para todo el género humano.

              Por ello, con alegre expectación y reanimada esperanza vemos acercarse ya el próximo mes de Octubre, durante el cual los fieles acostumbran acudir con mayor frecuencia a las iglesias, para en ellas elevar sus súplicas a María mediante las oraciones del Santo Rosario. Oraciones que este año deseamos se hagan con mayor fervor de ánimo, como lo requieren las necesidades cada día más graves; pues bien conocida Nos es la poderosa eficacia de tal devoción para obtener la ayuda maternal de la Virgen, porque, si bien puede conseguirse con diversas maneras de orar, sin embargo, estimamos que el Santo Rosario es el medio más conveniente y eficaz, según lo recomienda su origen, más celestial que humano, y su misma naturaleza.

               ¿Qué plegaria, en efecto, más idónea y más bella que la oración dominical y la salutación angélica, que son como las flores con que se compone esta Mística Corona? A la oración vocal va también unida la meditación de los Sagrados misterios, y así se logra otra grandísima ventaja, a saber, que todos, aun los más sencillos y los menos instruidos, encuentran en ella una manera fácil y rápida para alimentar y defender su propia fe.

              ...deseamos vivamente que todos los fieles, siguiendo vuestro ejemplo y vuestra exhortación, correspondan solícitos a Nuestra paternal indicación, en unión de corazones y de voces y con el mismo ardor de caridad. Si aumentan los males y los asaltos de los malvados, crezca igualmente y aumente sin cesar la piedad de todos los buenos; esfuércense éstos por obtener de nuestra amantísima Madre, especialmente por medio del Santo Rosario a ella tan acepto, que cuanto antes brillen tiempos mejores para la Iglesia y para la humana sociedad.

               Roguemos todos a la Poderosísima Madre de Dios para que, movida por las voces de tantos hijos suyos, nos obtenga de su Unigénito el que cuantos por desgracia se hallan desviados del sendero de la verdad y de la virtud, se vuelvan a ésta por la conversión; el que felizmente cesen los odios y las rivalidades que son la fuente de toda clase de discordias y desventuras; el que la paz, aquélla paz que sea verdadera, justa y genuina, vuelva a resplandecer benigna así sobre los individuos y sobre las familias, como sobre los pueblos y sobre las naciones...



Ingruentium Malorum, Papa Pío XII, 15 de Septiembre de 1951





INDULGENCIAS DEL ROSARIO
(para los que no tienen claro qué son las Indulgencias

               A lo largo de los siglos los Papas han concedido diversas indulgencias al rezo del Santo Rosario. Así los fieles que recen una parte del Rosario (cinco decenas o Misterios) pueden lucrar cinco años de indulgencia cada vez. 


               Si lo hacen con rosarios bendecidos por los Padres Dominicos, indulgencia plenaria al año y cien días por cada Padrenuestro y Avemaría.

               Si se reza el Santo Rosario ante Jesús Sacramentado, ya sea expuesto o en la reserva del Sagrario, podemos lucrar una indulgencia plenaria.

               *No es necesaria la recitación de la Letanía para ganar las indulgencias, pero más que conveniente su recitación.





Condiciones para lucrar las Indulgencias 
concedidas al rezo del Santo Rosario

               -Que se recen las cinco decenas del Rosario (por causa grave de tiempo se pueden dividir los cinco Misterios a los largo del día)

               -Las oraciones sean recitadas y los Misterios meditados

               -Si el Rosario es público, los Misterios deben ser anunciados


Además debe cumplirse (en un plazo aproximado de 15 días)

               -Confesión Sacramental

               -Comunión Eucarística
               -Oraciones por la Restauración del Papado

                *Si no se cumplen las condiciones, puede aún ganarse indulgencia parcial.

                Las indulgencias que obtengamos con la recitación del Santo Rosario pueden y deben ser aplicadas por las Almas del Purgatorio, familiares o no. La indulgencia plenaria solo puede ganarse una vez al día (excepto en peligro de muerte).



Sé buen católico y haz apostolado;
da a conocer este artículo con otros.
Sea todo para mayor Gloria de Dios,
ganar el amor de la Virgen 
y la salvación de las almas



Jesús, María os amo
Salvad almas



          NOTA FINAL: si desea un rosario como el que ilustra este artículo, sólo toque aquí para ir a la página del artesano que los confecciona.




sábado, 29 de septiembre de 2018

SAN MIGUEL ARCÁNGEL, Príncipe de los Ejércitos Celestiales




               El Calendario Católico Tradicional que seguimos, es el anterior a la "reforma conciliar", por tanto, dedicamos el día de hoy a la gloriosa figura de uno de los principales Arcángeles, San Miguel, a quien encomendamos de manera especial a todos cuantos visitan habitualmente este blog, especialmente a los que han sido honrados con llevar el nombre del Arcángel.




                San Miguel es uno de los siete Arcángeles y está entre los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia. Los otros dos son San Gabriel y San Rafael. La Santa Iglesia Católica da a San Miguel el más alto lugar entre los Arcángeles y demás Coros Celestiales puesto que le llama "Príncipe de los espíritus celestiales", "Jefe o cabeza de la Milicia Celestial".

               El mismo nombre de Miguel, nos invita a darle honor, ya que su nombre evoca la batalla diaria que hemos de librar los católicos contra los enemigos de Dios y de la Santa Iglesia, y es que Miguel significa "Quién como Dios". Por eso se le representa como un ángel guerrero, espada en mano, pues capitaneó el Ejército de Dios que expulsó a los ángeles rebeldes de las esferas celestes; por eso es normal comprender que su sólo nombre causa pavor en el mismo infierno. ¡De cuántos males nos libraría en esta tierra si le fuésemos devotos!

               San Miguel Arcángel, tiene además, como especial misión, presentar nuestras almas a Dios justo después de morir, en el momento del Juicio Particular; de alguna manera actuará como abogado o fiscal en nuestra causa y tratándose del Príncipe de los Ángeles, ¿acaso no influirá su intercesión por nosotros? Otro motivo más para empezar a ser devotos sinceros de este Defensor de la Iglesia.


                

Para conocer el origen y el modo de rezar la Corona a San Miguel Arcángel


                San Miguel es figura principal entre los que sirven inmediatamente al trono del Señor y bajan a la tierra para anunciar o hacer cumplir sus designios. Protector del pueblo de Dios, de Israel, en la antigua Ley; de la Iglesia de Cristo en el Nuevo Testamento. En la Sagrada Escritura ha hallado su fundamento la piedad popular de todos los tiempos para erigir a San Miguel en Príncipe de los ejércitos celestiales, guerrero victorioso en las luchas cósmicas contra el espíritu rebelde, el dragón de las tinieblas.

               Daniel, el Profeta de las Revelaciones Angélicas, nos da a conocer el nombre de nuestro Arcángel. Miguel, llamado gran jefe de los israelitas, que luchan por la liberación del pueblo de Dios, desterrado y sometido al dominio persa. Allí mismo se habla de los príncipes de Persia y de Grecia, refiriéndose, según el común sentir, a los ángeles guardianes de estas naciones.

                El Apocalipsis, nos presenta a San Miguel en su misión definitiva, culminante. Ante la aparición de la Mujer, símbolo de María y de la Iglesia, con su Hijo, en el cielo se traba una batalla. Miguel y el Dragón frente a frente, el Arcángel fiel contra el soberbio ángel de la luz. Cada uno manda un ejército de ángeles. Vence Miguel y el Dragón es sepultado en los infiernos.

                De esta visión del profeta de Patmos se derivan las imágenes medievales del guerrero de alas brillantes con labrada armadura, al que no le falta la lanza que destruye al dragón, vencido a sus pies.

               La Iglesia misma le reconoce el título de defensor de sus huestes, le llama "Ángel del Paraíso", "príncipe de las milicias espirituales", y en las Letanías de los Santos le asigna el primer lugar detrás de la Santísima Virgen. Su protección no nos abandona hasta después de la muerte.

               En el momento solemne de ofrecer el Santo Sacrificio de la Misa por sus difuntos, la Iglesia le invoca para que presente las almas a la luz santa del Juicio Divino.



Sé buen católico y difunde tu Fe
Comparte esta publicación con otras personas
para mayor Gloria de Dios, obtener el amor de la Virgen
y la salvación de las almas



DÍPTICO PARA IMPRIMIR CON LA CORONA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL


          Las siguientes imágenes con la Corona en Honor de San Miguel Arcángel están destinadas al apostolado; se pueden imprimir a modo de díptico, para la devoción privada o para compartir con otras almas.






viernes, 28 de septiembre de 2018

QUIERO QUE CONOZCAN MI AMOR


                Sor Josefa Menéndez, religiosa de la Sociedad del Sagrado Corazón, fue agraciada con revelaciones privadas de Nuestro Señor y de la Virgen Santa en los últimos años de corta vida. Española de nacimiento había emigrado a Francia para cumplir con la Voluntad de Dios y desposarse con Cristo alejada de su Patria y desempeñando las labores más humildes en su comunidad. En medio de aquella vida sencilla, el Sagrado Corazón de Jesús se le manifestó siempre a espaldas de sus hermanas de religión, pero por obediencia a sus Superioras, Josefa recogió por escrito aquellos coloquios celestiales. (1)





                 Quiero que el mundo conozca Mi Corazón. Quiero que conozcan Mi Amor. ¿Saben los hombres lo que he hecho por ellos?... Quiero decirles que en vano buscan su felicidad fuera de Mí: no la encontrarán... 

                Dirigiré Mis llamadas a todos: religiosos y seglares, justos y pecadores, sabios e ignorantes, gobernantes y súbditos. A todos vengo a decirles: si buscáis felicidad, Yo lo soy. Si queréis riqueza, Yo soy riqueza infinita. Si deseáis paz, Yo soy la Paz, Yo soy la Misericordia y el Amor. 

                Quiero que Mi Amor sea el sol que ilumine y el calor que caliente a todas las almas. Quiero que el mundo entero me conozca como Dios de Amor, de Perdón y de Misericordia. Quiero que el mundo lea que deseo perdonar y salvar. ¡Que los más miserables no teman!... ¡Que los pecadores no huyan de Mí... Que vengan todos, porque estoy siempre esperándolos como un Padre, con los brazos abiertos para darles vida y felicidad.

                Yo soy Jesús, y este Nombre quiere decir Salvador. Por eso Mis manos están traspasadas por los clavos que me sujetaron a la Cruz, en la cual he muerto por tu amor. Mis pies llevan las mismas señales y Mi Corazón está abierto por la lanza, que introdujeron en él después de Mi muerte. Así vengo a ti, para enseñarte quién Soy y cuál es Mi Ley. Soy tu Dios y tu Padre. ¡Tu Creador y tu Salvador!... Tú eres Mi criatura, Mi hijo y Mi redimido, porque al precio de Mi Sangre y de Mi vida te rescaté de la tiranía de la esclavitud del pecado. 

               Tienes un alma grande, inmortal, creada para gozar eternamente; posees una voluntad capaz de obrar el bien y un corazón que necesita amar y ser amado. Si buscas alimentar este amor de cosas terrenas y pasajeras, nunca lo saciarás. Tendrás siempre, hambre, vivirás en perpetua guerra contigo mismo, triste, inquieto, turbado. Si eres pobre y tienes que trabajar para ganar el sustento, las miserias de la vida te llenarán de amargura. Sentirás odio contra tus amos y quizá, si pudieras, destruirías sus bienes, para reducirlos a vivir como tú, sujetos a la ley del trabajo. Experimentarás cansancio, rebeldía y desesperación, pues la vida es triste y al fin has de morir. Sí, mirando naturalmente, todo eso es triste.

              Pero Yo vengo a mostrarte la vida como es en realidad, no como tú la ves. Aunque seas pobre y tengas que ganarte tu sustento y el de tu familia, aunque te veas sujeto a un amo, no eres esclavo. Fuiste creado para ser libre. Si vas buscando amor y no logras satisfacer tus ansias, es porque fuiste creado para amar no lo temporal, sino lo Eterno...


NOTAS ACLARATORIAS:

1- Para conocer más de la vida de Sor Josefa Menéndez toque aquí. Puede encontrar otros extractos de "Un Llamamiento al Amor" por la etiqueta que lleva el mismo nombre en el ÍNDICE DE TEMAS situado en el margen izquierdo de este Blog.



Sé buen católico, difunde tu Fe.
Haz un buen apostolado compartiendo este artículo
para mayor Gloria de Dios y bien de las almas.






jueves, 27 de septiembre de 2018

LA DIVINA EUCARISTÍA: Acompañar a Jesús Sacramentado con amor, confianza y sencillez


               Dedicamos los días jueves a meditar el Misterio Eucarístico, la gran bondad que tuvo Nuestro Señor Jesucristo de quedarse en nuestros sagrarios, oculto bajo la forma de una sencilla hostia, pero en toda Su Gloria, rodeado de la Corte Celestial, invisible a algunos ojos humanos, que le adora sin cesar noche y día. Deseo que tú que lees esto, te conviertas en uno de esos adoradores del Señor en el Tabernáculo, donde tendrás preferencia si con humildad te arrodillas y le entregas tu corazón...



           
LECTURA - MEDITACIÓN


               Si por vuestros achaques, enfermedad o por otra causa cualquiera os encontráis imposibilitados de hacer vuestra adoración, dejad que el corazón se contriste un instante y volad con el pensamiento al lado de Jesús, uniéndoos espiritualmente a los que le adoran en esos momentos. Durante vuestros viajes, cuando estéis ocupados en vuestros trabajos o postrados en el lecho del dolor, procurad guardar mayor recogimiento y conseguiréis el mismo fruto que si hubieseis podido ir a postraros a los pies del Buen Maestro. Él os tomará en cuenta esta hora y tal vez se duplicará su valor.

               Id a nuestro Señor como sois, haciendo la meditación con toda naturalidad. Antes de echar mano de los libros, agotad el caudal de vuestra piedad y de vuestro amor. Aficionaos al libro de la humildad y del amor, cuya lectura es inagotable. Bien está que os valgáis de algún libro piadoso, para volver al buen camino del que os habíais desviado cuando el espíritu comenzó a divagar, o se adormecían vuestros sentidos; pero tened en cuenta que el buen Maestro prefiere la pobreza de vuestro corazón a los más sublimes pensamientos y santos afectos que os puedan prestar otros. Busca vuestro corazón y no el de los demás; busca los pensamientos y la oración que de él os broten como expresión natural del amor que le profesáis.

               Si os halláis en la más completa impotencia, con el espíritu sumido en tinieblas, zarandeado el corazón por su frivolidad y el cuerpo atormentado por el dolor, haced la adoración del pobre, salid de vuestra pobreza e id a refugiaros en nuestro Señor; o bien, ofrecédsela para que su bondad tenga la ocasión de convertírosla en abundante riqueza, lo cual será una obra digna de su gloria.

                Pero resulta que os encontráis tristes y afligidos, de manera que todo se revela en vosotros y os impulsa a dejar la adoración, so pretexto de que ofendéis a Dios, de que, en vez de servirle, le deshonráis... ¡Oh, no!, no le prestéis oídos, ni os seduzca tan especiosa tentación, pues esa adoración es la adoración del combate, con lo que probáis vuestra fidelidad a Jesús contra vosotros mismos. No, no; no le desagradáis, antes al contrario, regocijáis a vuestro Señor que os está mirando. Si Satanás ha turbado vuestra quietud y sosiego es porque Él se lo ha permitido, y ahora, viendo cómo peleáis, espera que le prestéis el homenaje de vuestra perseverancia hasta el último instante del tiempo que le habéis prometido. Que la confianza, la sencillez y un grande amor a Jesús os acompañen siempre que vayáis a adorarle.



Beato Pedro Julián Eymard
 Consideraciones y Normas Eucarísticas de Vida Cristiana


Sé buen católico y difunde tu Fe
Comparte esta publicación con otras personas
para mayor Gloria de Dios, obtener el amor de la Virgen
y la salvación de las almas




EL CUERPO MÍSTICO DE CRISTO, traicionado por los modernistas (Parte 2)




Continuación del artículo publicado el pasado día 16 de Septiembre.


               El tema de la discusión para la siguiente, que muestra la analogía entre la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Divino y el Cuerpo Místico de Cristo hoy en día se pueden encontrar en las palabras de Cristo: " Herirán al pastor y las ovejas serán dispersadas " (1) . Qué terrible confusión y discordia debe prevalecer entre los Apóstoles, cuando su Maestro fue apresado en el Huerto de Getsemaní por los jefes de los sacerdotes y condenado por el Sumo Sacerdote. Los Apóstoles estaban verdaderamente sorprendidos y escandalizados por Jesús, el Amado Maestro, en quien era toda la fe y la confianza, fue inhumanamente flagelado, coronado de espinas y finalmente crucificado en medio de burlas y reproches de  los escribas y fariseos. ¡Cuán grandes deben haber sido los Apóstoles!

               En la era actual, los católicos romanos que han permanecido fieles a Cristo y a la Tradicional Fe Católica están igualmente confundidos y escandalizados. Jesucristo en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía fue destronado en las iglesias que alguna vez fueron católicas. Durante los cambios que siguieron al Concilio Vaticano II, muchos tabernáculos primero se movieron a los pasillos laterales y finalmente se eliminaron por completo. En muchas iglesias, los altares fueron desmantelados y reemplazados por mesas con la silla de la celebración detrás de él. Los sacerdotes católicos y los fieles ya no podían ir al Altar y a la Cruz para ofrecer el Venerable Sacrificio del Calvario; el tabernáculo ya no era el centro de adoración con la Divina Presencia de Jesucristo...

            Cuán grande fue la confusión de los católicos tradicionales cuando vieron sus iglesias convertidas en pasillos protestantes y su Santo Sacrificio de la Misa despojado de cualquier referencia al sacrificio de misericordia y reducido al Luterano " Recuerdo de la Última Cena ". ¡Qué gran confusión cuando ves " ministros extraordinarios " (hombres y mujeres seculares) repartiendo las "comuniones" en las manos de los fieles de una manera que faltan a la adoración apropiada para lo que se considera la Sagrada Eucaristía.

                Y como si eso no fuera suficiente, la moderna "iglesia del Vaticano II", en su tendencia ecuménica, ordenó que bajo ciertas circunstancias, los cismáticos y los herejes reciban el "Santísimo Sacramento".




               El Papa León XIII notó hace más de cien años las fuerzas malvadas que continuaron sus esfuerzos para destruir a la Iglesia Católica. Por esta razón, compuso la Oración de Exorcismo que invoca al Arcángel San Miguel. El mismo Papa escribiría el 25 de Septiembre de 1888:

                    "Estos enemigos extremadamente astutos han llenado pesar y regado amargura la Iglesia, el Cordero inmaculado Novia, y han puesto sus manos sacrílegas en el dobytkach más sagrado. En el Lugar Santo, donde fue fundada Trono de San Pedro y la Cátedra de la verdad para la iluminación del mundo, levantaron el trono de su impiedad abominable, con la malvada intención de que cuando golpee al pastor, las ovejas se dispersen ".

               Así como nuestro Divino Salvador fue crucificado, así también Su Cuerpo Místico, la Iglesia Católica está sujeta a la crucifixión espiritual. No nos sorprenda la pequeña cantidad de católicos tradicionales en comparación con la mayoría de los "católicos modernos". Cuando nuestro Divino Salvador colgaba en la Cruz, solo había un puñado de fieles amigos: Su Dolorosa Madre María, Su amado Apóstol San Juan, Santa María Magdalena y varias mujeres santas.

               Los enemigos de Cristo, los sumos sacerdotes y los fariseos, pensaron con satisfacción que al final lo desacreditaron y destruyeron. ¡Qué sorpresa tuvieron en la mañana del Tercer Día, cuando supieron que Él se levantó de entre los muertos, como lo predijo! Hoy, los enemigos de la Iglesia Católica creen de la misma manera que han desacreditado y destruido la Iglesia Católica. No saben que el Hijo de Dios prometió estar con Su Iglesia todos los días hasta el fin del mundo y que las puertas del infierno no prevalecerían contra ella.

              ¡Seamos decididos a sufrir con Cristo en nuestra vida diaria, especialmente en la práctica de nuestra Santa Fe Católica, para que podamos levantarnos gloriosamente con Él en el día del Juicio Final!

              En Cristo y María Inmaculada

Monseñor Marco Antonio Pivarunas, Obispo Católico







NOTAS ACLARATORIAS:

1 Evangelio de San Marcos, cap. 14, versículo 27)





miércoles, 26 de septiembre de 2018

CON DIOS A SOLAS ( XXV ) por el Padre Valentín de San José, Carmelita Descalzo


                Cumplan estas MEDITACIONES-LECTURAS el fin que me he propuesto, o sólo resulten un poco de ceniza fría en lugar de brasa encendida, te las presento con el deseo de que Dios, por medio de ellas, te ayude y esfuerce a vivir santamente en tu retiro la vida espiritual, la vida verdaderamente santa y que más alegrías y dulzuras hace gustar aun en este mundo.


(Padre Valentín de San José, en el prólogo de "Con Dios a solas")




               Soy llamado para vivir cada día más intensamente la vida espiritual. Dios me habla y me da Su vida y Su Amor en la oración. Quiero repetir que la oración es el ejercicio de amor. Debo buscar, ansioso, la oración y recogerme en Dios, para que Dios me llene de Su vida. No es la vida pequeña e insegura de mi cuerpo la que debo cuidar y vivir, porque Dios me ofrece Su vida y Su amor eternos para que sean míos y empiece a vivirlos. Que yo no sea mío, sino de Dios. Que me sumerja y viva en la luz, hermosura y verdad de Dios.

               Según sea mi entrega a Dios será el amor que Dios ponga en mi alma. Cuando más perfectamente me ofrezca yo, más recibiré de Dios. Él se da a quien se le entrega. Dios entra a tomar posesión del alma cuando el alma no se lo estorba. Cuando el alma se vacía completamente de lo criado, Dios llena al alma completamente de Sí mismo. Si el alma no sale de su amor propio, Dios no puede tomar posesión del alma, ni la puede transformar en amor ni hacerla vida suya.

               Para que yo sea de Dios según lo he escogido y para que Dios tome posesión de mi alma y establezca en ella Su morada como quiere, tengo que entregarme de estas dos maneras: primero, venciendo mi natural torcido, dominando mis apetitos, acabando con mi amor propio, que es mi mayor enemigo, y mortificando y ordenando mis sentidos y mis gustos. Lo segundo y principal -pero que no podré realizarlo mientras no haya cumplido lo primero- debo entregar a Dios mi corazón y mi entendimiento, mis deseos y mis aspiraciones; debo humillar mi carácter y mi entendimiento; porque este mi criterio y mi entendimiento me pierde.

               Me decía en mi meditación que tengo demasiada cabeza, no por el talento, sino porque quiero que la vida y la virtud sean según mi gusto y manera de pensar; quiero que las cruces y las pruebas vengan muy puestas con mi razón. Dios mío, que jamás diga yo para defenderme: esto es muy conforme a razón. ¿No me enseñasteis Vos que para seguiros tenía que negarme y tomar la cruz? Y mi Santa Madre, Teresa de Jesús me dice: "El que quiera virtud muy puesta en razón nunca tendrá mucha virtud". Si la virtud ha de ser obra de la razón y de la mera prudencia humana, no podrá ser la obra sobrenatural de Dios ni la vida de Dios.

               Darme a Dios es darle mi pensamiento íntimo, es tener con Él mi idea y mi amor; porque en el pensamiento y en el amor pone su trono la soberbia, insumisión y rebeldía para dominarme y perderme. Tengo que dar a Dios este mi pensamiento y sentir íntimo y despreciarme a mí cuando me enseñe a discurrir con miras humanas.

               Cuando esto haya realizado, me será fácil tenerle vivificado y embellecido con la suave y santa presencia de Dios y con Su divino Amor. Es entonces el tiempo de venir el Señor, lleno de amor, a poner Su Trono en este pensamiento íntimo mío y reinará con Su Misericordia de Padre en todo mi ser. Quiere venir a mí para ser mi Vida y mi Amor.

              ¿Reinas al presente, Dios mío, de este modo mi alma? ¿Cuándo mi imaginación dejará de ser mi tormento y me presentará hermosuras de Cielo?.



Sé buen católico y difunde tu Fe
Comparte este artículo para mayor Gloria de Dios,
conseguir el amor de la Virgen María y por el bien de las almas





martes, 25 de septiembre de 2018

EL ACTO DE AMOR A JESÚS Y A MARÍA




               Pierina Betrone nació en Saluzzo (Cúneo, Italia) el 6 de Abril de 1903. Desde muy pequeña estuvo inclinada a la piedad, soñando con ser algún día misionera, por eso, hasta en tres ocasiones intentó consagrarse en congregaciones de vida activa, pero siempre aparecieron impedimentos que cortaron de raíz sus buenas intenciones.


               Su confesor, el Padre Accomasso, le sugirió entonces entrar en el monasterio de Capuchinas de Turín. Pierina, obediente a la voz de su Director, solo acertó a decir "nada me atrae de las Capuchinas"; ingresó en el Monasterio el 17 de Abril de 1929, para tomar el hábito el 28 de Febrero de 1930, momento en el que tornó su nombre de pila por el de María Consolata.

               Fue precisamente en este día que se reveló el Sagrado Corazón de Jesús para rogarle:


"Sólo te pido esto: un acto de amor continuo"

                     A partir de ese momento, viviría una íntima unión con Aquél que es Rey y Centro de todos los corazones. Su nuevo nombre, Consolata, con el que empezaba su vida como esposa de Cristo, sería el eje de su vida: consolar al Sagrado Corazón de Jesús por tantos pecados e indiferencias. Por eso se resolvió a vivir penitente y abnegada por la Voluntad de Dios, pero oculta a los ojos del mundo ya aún a los de sus Hermanas Capuchinas.

                El 8 de Abril de 1934 hizo los votos perpetuos; fue fiel en sus diferentes labores como cocinera, zapatera y portera. El 22 de Julio de 1939, sería destinada a la nueva fundación capuchina de Moriondo Moncalieri, donde desempeñó las funciones de enfermera y secretaria.

                Su unión con el Sagrado Corazón de Jesús la llevó a convertirse en "Cirenea" de Cristo, que le reveló su dolor por un mundo cada vez más hundido en la ruindad y en la miseria del pecado. 

                Por eso, el Divino Corazón le enseñó un Acto de Amor sencillísimo que debía repetir frecuentemente, prometiéndole que cada vez que lo pronunciase salvaría el alma de un pecador y repararía mil blasfemias.

   Jesús, María, Os amo, Salvad Almas

En esa simple fórmula se condesaban los tres amores de todo cristiano:
 Nuestro Señor  Jesucristo, la Virgen Santísima y las almas
 por las que Cristo derramó Su Preciosa Sangre.

          El Sagrado Corazón le reveló además:


Piensa en Mí y en las almas. 
En Mí, para amarme; 
en las almas, para salvarlas


 (22 de Agosto de 1934)

          Nuestro Señor le explicó que ese Acto de Amor, debía recitarlo "Día por día, hora por hora, minuto por minuto"(21 de Mayo de 1936). Y ese mismo Divino Corazón le insistía:


"Consolata, di a las almas que prefiero un Acto de Amor 
a cualquier otro don que puedan ofrecerme; 
tengo sed de amor"


(16 de Diciembre de 1935)
         





               El 24 de Septiembre de 1945 sor Consolata pidió media jornada de reposo y se extendió. La Madre Abadesa le probó la fiebre: ¡ casi 39° ! En Junio de 1939 se le escapó una frase de su pluma:"Me cuesta morir a pedacitos". En su oculta situación de enfermedad y la rigurosa vida de penitencia se sumarían en breve también los difíciles años de la segunda Guerra Mundial.

               Consolata padecería literalmente el hambre, pero con la generosidad de siempre. Fue el último acto de amor: el que le costó la vida. En el invierno de 1944 su color cadavérico la traicionó. Por obediencia se sometió a una visita médica. El dictamen del médico fue simplemente: "Esta religiosa no tiene ninguna enfermedad: está extenuada". 

               El 25 de Octubre de 1945 la radiografía descubrió la catástrofe en sus pulmones. El 4 de Noviembre partió hacia el sanatorio. Ahí permanecería hasta el 3 de Julio de 1946, cuando una ambulancia la llevaría de nuevo, consumida hasta lo imposible, al Monasterio de Moriondo. La Hermana muerte la visitó al alba del 18 de Julio.

               Que este Acto de Amor, "Jesús, Maria, os amo, salvad almas", sea nuestro primer pensamiento al despertar; durante el día repítelo frecuentemente, en casa, en la calle, mientras conduces... después de las oraciones de la noche, prueba a encontrar el sueño mientras repites con cariño el Acto de Amor.




Sé buen católico y difunde tu Fe. 
Comparte este artículo para mayor Gloria de Dios,
 conseguir el amor de la Virgen María y por el bien de las almas





LOS ÁNGELES EN LAS APARICIONES DE SAN SEBASTIÁN DE GARABANDAL




         Como cada Martes, según La Semana del Buen Cristiano, hagamos hoy una dedicación especial a los Santos Ángeles Custodios, espíritus celestiales que según la Piedad Católica, nos acompañan de forma particular desde que venimos a este mundo; no pocos han sido los Santos que aseguran que gozaremos también de su compañía en la vida eterna; así, en nuestro Juicio Particular, serán abogados defensores, y dependiendo de la Sentencia de Dios, seguirán con su tierna compañía ya sea en el Purgatorio, donde nos darán consuelo y aliento o bien en el Paraíso, donde nos harán partícipes de sus alabanzas ante el Trono de Dios. Por su santidad, jamás acompañarán a un alma que haya sido condenada a las penas eternas del Infierno.

         Teniendo presente esta perpetua compañía, ¿cómo podrás pecar?. Tu Ángel Custodio te acompaña y aconseja, pero para ello es necesario que obtengas su amistad: acuérdate de él en las oraciones de la mañana, encomiéndate a su protección antes de salir de casa, pídele ayuda si te cansas en la labor diaria, llámalo en los momentos de dificultad... y si quieres conquistar a un alma, sólo gánate la amistad de su Ángel de la Guarda y él se encargará del resto. 

         Tu Custodio te inspira en el corazón los buenos deseos y te advierte de los peligros del mundo, sólo escúchalo y sigue sus buenos consejos. Trátalo como lo que es: el espíritu celestial que te ha encomendado Dios Nuestro Señor... no desaproveches ese regalo y trata de santificar cada día con la ayuda de tu Ángel. Nunca más podrás decir que te sientes solo... tal vez, simplemente te has olvidado de tu angelical Compañero.


EL ARCÁNGEL SAN MIGUEL 
ANUNCIA LAS APARICIONES DE LA VIRGEN 
y es portador del Mensaje de Nuestra Señora
en San Sebastián de Garabandal 



PRIMERA APARICIÓN DE SAN MIGUEL

           San Sebastián de Garabandal es una pequeña aldea de montaña, situada en Santander, al noreste de España; vivían allí cuatro niñas, Conchita, Jacinta, Mari Cruz y Mari Loli, con edades entre los once y doce años, sencillas pero muy ignorantes, piadosas pero sin ñoñerías, pues a pesar de su corta edad, muchas veces tenían que ayudar en el duro trabajo del campo.

          Era el 18 de Junio de 1961 cuando Conchita le dice a Mari Cruz que vayan a coger manzanas a la huerta del maestro; se fueron después a un camino demoninado "la Calleja" con Mari Loli y Jacinta cuando al poco oyeron un trueno...

               "Ahora que cogimos las manzanas que no eran nuestras, el demonio estará contento y el pobre Ángel de la Guarda estará triste. Entonces empezamos a coger piedras y a tirárselas con todas nuestras fuerzas al lado izquierdo. Decíamos ahí estaba el demonio. Empezamos a jugar a las canicas con piedras. De pronto se me apareció un figura muy bella con muchos resplandores que no me lastimaban nada los ojos. Las otras niñas al verme en este estado creían que me daba un ataque, cuando ellas ya iban a llamar a mi mamá se quedaron en el mismo estado que yo y exclamamos a la vez: "¡Ay, el Ángel!".

          La figura del Ángel según la descripción que dieron las niñas era la de "un niño de unos nueve años, pero al mismo tiempo parece fuerte, dotado con unas grandes alas color rosa y una túnica azul, los pies no se le ven, tienes unas manos muy finas, ojos negros...En aquella ocasión y en las sucesivas, el Ángel permanecería en silencio.




          El 19 de Junio, las niñas reciben una locución interior del Arcángel San Miguel tranquilizándolas y prometiéndoles que le volverán a ver; las siguientes veces verán de nuevo al Ángel después de rezar  la Estación a Jesús Sacramentado.

          El 22 de Junio, siguiendo las indicaciones de Don Valentín Marichalar Torres, Párroco de Garabandal, las niñas preguntan al Ángel quién es y qué quiere... pero éste sólo sonríe y mantiene silencio.

          Sin embargo, el día 1 de Julio, Primer Sábado, el Ángel rompió su silencio para decir a las niñas: "Sabéis por qué he venido?  -Para anunciaros que mañana, Domingo, la Virgen María se os aparecerá como Nuestra Señora del Carmen". El gran teólogo dominico, Padre Royo Marín -testigo ocular de algunos fenómenos de Garabandal- explica que es muy normal que los Ángeles precedan como mensajeros celestiales que son las Apariciones de la que es su Reina en el Cielo; también en Fátima, los niños Lucía, Francisco y Jacinta, recibirían la visita del Ángel de la Paz (muchos autores opinan que se trataba de San Miguel o del Ángel Custodio de Portugal) como preparación a la visita de Nuestra Señora.

PRIMERA APARICIÓN DE NUESTRA SEÑORA

          En esa primera Aparición, ocurrida el Domingo 2 de Julio, sobre las 6 de la tarde, tuvo lugar en "la Calleja", la Virgen venida acompañada por dos Ángeles, uno de ellos como el que habían visto esos días atrás, el otro idéntico a él, como si fueran mellizos (1). Durante el transcurso de esa primera aparición, la Virgen presentó al Ángel que las niñas habían visto como San Miguel Arcángel.

         Conchita aclara que junto al otro Ángel mellizo de San Miguel, aparecía como un cuadro de fuego rojo (2) donde destacaba la figura de un triángulo con un ojo grande y un letrero. (que contenía el Mensaje de la Virgen que más tarde les sería revelado). "El ojo -escribiría Conchita en su Diario -parecía el ojo de Dios".

          El 9 de Julio de 1961, Don Valentín, Párroco de Garabandal escribía: "...a las 8 y media llegaron las niñas al sitio de costumbre y después de hacer la señal de la Cruz las ví en el estado de siempre, pero esta vez muy contentas, las ví sonreír a todas, decir con la mano adiós varias veces, se les veía mover los labios como si estuvieran hablando y para besar, duró 10 minutos, después las llevamos a la Iglesia, yo les pregunté una por una, me dijeron que el Ángel les decía: “a ver qué dientes más guapos tenéis? y que él también les enseñaba los suyos. Después mandé a los sacerdotes y a los padres que pasasen a la sacristía y coincidían en lo mismo con ellos. Supongo que habría cerca de mil personas, me dijeron les había besado en la frente, en las mejillas y ellas le habían besado a El."

LOS ÁNGELES LES DABAN LA SAGRADA COMUNIÓN

          Las niñas decían que  a menudo recibían la Sagrada Comunión de manos de San Miguel Arcángel, sobre todo, en los días que no se celebraba Misa en Garabandal (por tratarse de una aldea tan pequeña no había sacerdote fijo en el lugar); cuando Don Valentín el Párroco le dijo a las niñas que preguntaran al Ángel de dónde traía las formas consagradas, Éste les respondió que las tomaba de los Sagrarios.

          Existen muchas fotografías donde aparecen las videntes comulgando sin que se viera la sagrada hostia, pero en una ocasión las niñas le pidieron al Ángel que obrara un milagro para que el pueblo creyese. San Miguel avisó entonces que el Milagro iba a suceder el 18 de Julio (de 1962). Ese día a las 1:40 de la madrugada, Conchita entró en éxtasis y una hostia visible apareció repentina y misteriosamente en su lengua. Una persona que estaba presente logró tomar película y filmar este milagro.




SAN MIGUEL BESA LOS HÁBITOS RELIGIOSOS

           Tres Hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Fray Juan, Fray Luis y Fray Miguel llegaron a San Sebastián de Garabandal movidos por la curiosidad el 6 de Agosto de 1962. Cuando se encontraban almorzando en la zona conocida como Los Pinos, Conchita, que previamente había entablado conversación con los Hermanos para decirles que estaba en ayunas, esperando la Comunión del Ángel porque ese día no había Misa en el pueblo, calló en éxtasis, de rodillas; se santiguó y abrió la boca para después sacar levemente la lengua, como si comulgara. A continuación, se dirigió hacia los frailes y uno a uno tomó los escapularios de los hábitos y los elevó con ambas manos hacia arriba, como mostrándolos a alguien. Al salir del éxtasis, los religiosos preguntaron a Conchita por lo ocurrido: ella les dijo que primero el Arcángel San Miguel le había dado la Sagrada Comunión y después le pidió a besar los escapularios de los Hermanos de San Juan de Dios, en una clara muestra del respeto que hasta los Ángeles tienen por las almas consagradas. 

SAN MIGUEL, PORTADOR DEL PRIMER MENSAJE 

          El 4 de Julio 1961, la Virgen dio a las niñas Su Primer Mensaje, el mismo que desde la Primera Aparición custodiara San Miguel y que no hicieron público hasta el 18 de Octubre del mismo año.

               "La Virgen siempre sonriendo, lo primero que nos dijo fue: — ¿Sabéis lo que quiere decir el letrero que tenía el Ángel debajo? —No, no lo sabemos. —Dice Ella: —Quiere decir un Mensaje que os voy a explicar para que el 18 de Octubre lo digáis al público. Entonces nos lo dijo, y es el siguiente:

                "Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia, visitar al Santísimo, pero antes tenemos que ser muy buenos y si no lo hacemos nos vendrá un castigo. Ya se está llenando la Copa y si no cambiamos nos vendrá un castigo muy grande."                  

CONCLUSIÓN

          En San Sebastián de Garabandal el Cielo nos dio una clase te Teología sobre los Ángeles: las niñas pese al temor inicial que sintieron ante la presencia de San Miguel, pronto aprendieron a tratarlo con familiaridad y cercanía, pidiéndole incluso por la salud de algunos enfermos que allí acudían.

          El testimonio de los Hermanos de San Juan de Dios, conmovedor cuando vemos con qué reverencia trató el Ángel a los frailes al pedir a la Conchita que alzara los escapularios para besarlos... es una auténtica lección de cómo tratar a las almas consagradas.

         Por último, comprobamos una vez más la Misión Celestial de los Ángeles para con los hombres: advertirles, corregirles, acompañarles y, como ocurriera en Fátima y después en Garabandal, alentar a los videntes, preparándolos para la Visita de Nuestra Señora y en ocasiones administrándoles la Sagrada Comunión cuando no había posibilidad de comulgar por manos de los sacerdotes. 

          De igual manera encomendémonos nosotros también a nuestro Custodio cuando vayamos al Sagrario o a recibir la Sagrada Comunión, para que él nos ayude a estar bien preparados; de no ser posible visitar un Sagrario "vuela" con tu Ángel hacia el más cercano o envíale a él para acompañar en tu lugar a Jesús Sacramentado.


NOTAS ACLARATORIAS

          (1) Que llevasen la misma ropa y atributos pueden significar que ambas criaturas pertenecían al mismo Coro Angelical, en este caso a los Arcángeles.

          (2) Tal vez sería este otro el Ángel del Apocalipsis, o el de los padres de Sansón (aspecto terrible); quizás el mismo que expulsó a Adán y Eva del Paraíso, o bien, como explica Sor María de Ágreda en Mística Ciudad de Dios el Arcángel encargado de castigar las blasfemias contra Nuestra Señora la Virgen María.


Sé buen católico, difunde tu Fe.
Haz un buen apostolado compartiendo este artículo
para mayor Gloria de Dios y bien de las almas.