viernes, 19 de octubre de 2012

DÉJENSE POSEER TODOS POR EL ALMA DE MARÍA


      De esta forma íntima deseaba San Ambrosio que viviese el espíritu de María en nosotros cuando decía: "Déjense poseer todos por el Alma de María, para que sea Ella la que cante la magnificencia del Señor. Posean todos el espíritu de María para que salte de júbilo en Dios, su Salvador". Y yo aún añado: Poseamos todos nosotros el espíritu de María de tal suerte, que en él y por él vivamos, hasta lograr que ese espíritu mariano, que habita en nosotros, sea quien realice nuestras obras y tareas y así nosotros podamos vivir por él.


      Por eso Ella misma, María, nos dice, por boca de Nuestra Madre la Iglesia: "Mi espíritu es más dulce que la miel" (Si 24, 27), y "Los que obran en mí -a saber: por la gracia por mí adquirida- no pecarán" (Pr. 8, 35), porque "quien me hallare a mí encontrará la vida y alcanzará la salvación".

      Y en otro lugar dice: "En mí está la gracia de todo camino" (Si 24, 25) -es decir: la gracia para todos los estados de las almas que aman a Dios y le buscan-; "en mí está toda esperanza de vida y virtud", de tal modo, que nadie, de cualquier estado o condición que sea, conseguirá gracia alguna, o podrá tener alguna esperanza de vida divina o virtud cristiana si no es por la mediación de María, Nuestra Amantísima Madre, que es la que dispensa y distribuye tales gracias.

Padre Miguel de San Agustín , Carmelita
VIDA DE UNIÓN CON MARÍA

***** * *****

1 comentario:

  1. Tenemos que pedir para que la Iglesia Católica promulgue el nuevo Dogma de "María medianera de todas las Gracias", a pesar de todas las reprobaciones que produciría de parte de todas las sectas Protestantes.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.