viernes, 1 de julio de 2022

DESCANSO TEMPORAL

 



AGRADECEMOS de forma especial 
las visitas que recibimos a diario desde 


IRLANDA

RUMANÍA

GRECIA

FRANCIA

ITALIA

SUECIA

PAÍSES BAJOS


ESTADOS UNIDOS:

- Washington

- California

- Kansas

- La Florida

- Nevada

- New York

- Oregón


MÉXICO:

- Aguascalientes 

- Morelos

- México DF

- Veracruz

- Monterrey

- León


GUATEMALA

HONDURAS

NICARAGUA

COSTA RICA

PANAMÁ


COLOMBIA

- Bogotá

- Bucaramanga


ECUADOR

VENEZUELA


PERÚ

- Lima

- Piura


CHILE

- Santiago

- Coronel

- Los Álamos


ARGENTINA

- Buenos Aires

- San Rafael

- Bariloche

- San Carlos centro


URUGUAY 

PARAGUAY


BRASIL

- Toledo

- Belo Horizonte


REPÚBLICA DOMINICANA

CUBA 

CANADÁ

JAPÓN



jueves, 30 de junio de 2022

FIESTA DEL CORAZÓN EUCARÍSTICO DE JESÚS


"El Señor nos llama para honrar Su Vida de gracia en el Santísimo Sacramento. 
Aquí nos da Jesús todo cuanto tiene, sin reservarse nada, para poseer nuestros corazones y enriquecernos de Él mismo. Para esto hemos de huir de todo lo que podría hacernos perder esta vida de gracia, ofreciéndonos a Él como un esclavo ante su libertador, no reservándonos más libertad que la de amarle, despreciando todo lo restante. Tengamos cuidado de ofrecer cinco actos siempre que vayamos ante el Santísimo Sacramento" 

Santa Margarita María de Alacoque



               El 9 de Noviembre de 1921, el Papa Benedicto XV instituyó la Fiesta del Corazón Eucarístico de Jesús, para que se celebrara el Jueves dentro de la Octava del Sagrado Corazón con una Misa y un Oficio propios.

               "La razón particular y el objeto de esta Fiesta, que tiene su Oficio y Misa propios, es conmemorar el amor de Nuestro Señor Jesucristo en el Sacramento de la Eucaristía. Quiere la Iglesia por este medio excitar más y más a los fieles a que se acerquen confiados a este santísimo Misterio, y que los corazones ardan cada día más y más en las llamas de divina caridad que abrasaban al Sagrado Corazón de Jesús, cuando, por Su infinito Amor, instituyó la Santísima Eucaristía, en que ese mismo Divino Corazón los guarda y los ama, viviendo y morando con ellos, como ellos viven y moran en Él. Porque en este Sacramento de la Divina Eucaristía, Jesús se ofrece y se da a nosotros como Víctima, y compañero, y alimento y viático, y prenda de la gloria futura".


Papa Benedicto XV, 9 de Noviembre de 1921



  

JUNIO, MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Día 30: Día de Crucifixión

       

            Por la señal de la Santa Cruz + de nuestros enemigos + líbranos Señor + Dios Nuestro.

            En el Nombre del Padre, del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.



Acto de contrición

            Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

            Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra Bondad y Misericordia infinita, que me los perdonareis, por los Méritos de vuestra Preciosísima Sangre, Pasión y Muerte y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro Santo Amor y servicio, hasta el fin de mi vida. Amén.


Día 30: Día de Crucifixión

             "Contempla por un momento estos pies y estas manos ensangrentados, este Cuerpo desnudo cubierto de heridas y de Sangre, esta cabeza traspasada de espinas, empapada en sudor, llena de polvo y cubierta de Sangre. Admira en silencio, la paciencia, la conformidad con que acepto este cruel sufrimiento..."

            "Contempla a Jesús tendido en la Cruz sin poder hacer el más ligero movimiento, con las manos y los pies desnudos, sin fama, sin honor. ¡Todo se lo han arrebatado! No recibe la más ligera prueba de cariño. No hay quien se apiade y compadezca de Su Dolor..."


Palabras de Jesús al alma, tomadas de "Un Llamamiento al Amor", 
revelaciones privadas de Sor Josefa Menéndez


A continuación rezamos la 


Puedes tocar sobre la imagen para verla en su tamaño original;
se recomienda su copia y difusión


Jaculatoria para repetir con frecuencia a lo largo del día

Oh Jesús, Rey de Amor,
yo confío en Tu Bondad misericordiosa

(Revelada a la Madre Yvonne Aimée de Malestroit el 
17 de Agosto de 1922; aprobada por el Papa Pío XI en 1933)



miércoles, 29 de junio de 2022

PROFECÍAS DEL FIN DE LOS TIEMPOS. LOS TRES DÍAS DE OSCURIDAD (V)

 


               Las profecías referentes a los Tres Días de Oscuridad proceden de revelaciones privadas, NO pertenecen pues al Depósito de la Fe Católica. Por tanto NO es obligatorio creer en ellas, pero sí prudente prestarle cierta atención y contrastarlas con la Doctrina y el Magisterio de los Papas. 

                A este respecto enseñaba el inolvidable Padre Royo Marín que "... siempre han existido almas ilustres con el espíritu de profecía. Es un hecho reconocido por la Sagrada Escritura y por la autoridad de la Iglesia... Discutir esta posibilidad... sería desconocer uno de los caracteres de santidad de la verdadera Iglesia y el soberano poder de Dios. Nuestra Fe se apoya en la Revelación divina. Nadie está obligado a creer en las revelaciones privadas, sin embargo, sería muy reprensible contradecirlas o ponerlas en ridículo, después de la aprobación de la Iglesia" (Teología de la Perfección Cristiana)



Padre Antonio Royo Marín (1913-2005)
Destacado hijo de Santo Domingo, Doctor en Teología, 
Profesor de Oratoria, prolífico escritor e intachable moralista


Algunos AVISOS PROFÉTICOS 
sobre el Castigo de Dios en la Sagrada Escritura


               "Extiende tu brazo hacia el cielo, para que en todo Egipto haya una oscuridad tan espesa que hasta se pueda tocar". Libro del Éxodo, cap. 10, vers. 21

               "La tierra es profanada por sus habitantes, pues han transgredido las leyes, violado los mandamientos, por eso la maldición devorará la tierra y quedará solamente un pequeño número". Profeta Isaías, cap. 24, 1

               "Dios juzgará al mundo entero con el fuego y con la espada, y serán muchos los muertos". Profeta Isaías, cap. 66, vers. 16

                "Y sucederá en toda la tierra que dos terceras partes perecerán. Y la tercera parte quedará en ella. Ellos invocarán Mi Nombre" Profeta Zacarías, cap. 13, vers. 8-9

                "Y el Señor amonestaba a Israel y a Judá por medio de todos sus profetas y de todo vidente, diciendo: Volveos de vuestros malos caminos y guardad mis mandamientos, mis estatutos conforme a toda la ley que ordené a vuestros padres y que os envié por medio de mis siervos los profetas". II Reyes, cap. 17, vers. 13


Algunos AVISOS PROFÉTICOS 
sobre el Castigo de Dios en Revelaciones privadas


San Gaspar de Búfalo (1786-1836)

                Fundador de los Misioneros de la Preciosísima Sangre, favorecido con el don de Profecía advirtió: "Aquél que sobreviva a los Tres Días de tinieblas y de espanto, se verá a sí mismo como solo en la tierra. No se ha visto nada semejante desde el diluvio."


Sor María de Jesús Crucificado (1846-1878)

               Religiosa carmelita, mística y estigmatizada: "Durante tres días de tinieblas, las personas entregadas a sus caminos depravados perecerán, de tal modo que sólo sobrevivirá una cuarta parte de la humanidad".


Padre Bernardo María Clausi (1789-1849)

               Religioso de la Orden de los Mínimos, murió en olor de santidad con fama de Profeta: "Este azote se hará sentir en todo el mundo y será tan terrible que cada uno de los que sobrevivieren se imaginará ser el único que ha quedado, y todos se arrepentirán... Pero antes habrá hecho el mal tantos progresos, que parecerá que los demonios han salido del Infierno. Pero cuando la mano del hombre no pueda más, y todo parezca perdido, Dios mismo pondrá su mano y arreglará las cosas en un abrir y cerrar de ojos"


Sor María Adalfune (1814-1867)

               Religiosa de la Orden de San Agustín, se ofreció a Dios como víctima por salvación de los pecadores. En medio de crueles sufrimientos, Jesús Nuestro Señor le reveló en la noche del 13 de Mayo 1849 "No puedo ya ahorrar al mundo el castigo tremendo que le está reservado. Entonces todos alzarán los brazos hacia Mí y gritarán: "¡Misericordia!" No temas, no abandonaré a la Iglesia en esos días. Vendré en su ayuda." (El Señor le hizo ver las atrocidades que se cometerán en aquellos días, sobre todo, un gran desprecio por todo lo sagrado.) "Los Sacerdotes", continuó Jesús, "no deben mezclar tanta ciencia humana con la enseñanza de mi Doctrina, deben renunciar a las vanidades".


Ana Catarina Emmerich  (1774-1824)

               Célebre estigmatizada alemana. Religiosa Agustina. Recibió las llagas de la Pasión del Señor, aceptando los grandes sufrimientos para el alivio de otros, y como víctima expiatoria a Dios, por las culpas y pecados de los demás. "Vi la Iglesia de San Pedro y una cantidad enorme de gente que trabajaba para derribarla, pero a la vez vi otros que la reparaban. Los demoledores se llevaban grandes pedazos; eran sobre todo sectarios y apóstatas en gran número. Vi con horror que entre ellos había también sacerdotes católicos..., vi al Papa en oración, rodeado de falsos amigos, que a menudo hacían lo contrario de lo que él ordenaba. Daba lástima. Cincuenta o sesenta años antes del año 2000 era desencadenado Satanás por algún tiempo. En violentos combates, con escuadrones de espíritus celestiales, San Miguel defenderá a la Iglesia contra los asaltos del mundo." "Sobre la Iglesia apareció una Mujer alta y resplandeciente, María, que extendía su manto radiante de oro. En la Iglesia se observaron actos de reconciliación, acompañados de muestras de humildad; las sectas reconocían a la Iglesia en su admirable victoria, y en las luces de la revelación que por sí mismas habían visto refulgir sobre ella. Sentí un resplandor y una vida superior en toda la naturaleza y en todos los hombres una santa alegría como cuando estaba próximo el nacimiento del Señor"


Sor Elena Aiello (1895-1961)

                Monja estigmatizada italiana, recibió un mensaje el 16 de Abril de 1954, Viernes Santo: "Escucha bien lo que digo y comunícalo a todos: Mi Corazón está triste por los muchos sufrimientos que amenazan a este mundo. La justicia de nuestro Padre Celestial está ofendida gravemente. El mundo está inundado por una crecida de corrupción. Los gobiernos de los pueblos se han levantado como demonios en carne humana, y mientras hablan de paz, preparan la guerra con instrumentos devastadores, para aniquilar pueblos y naciones. Innumerables escándalos llevan las almas a la ruina, especialmente de la juventud. "El hogar, fuente de la fe y de santidad, está manchado y destruido. (Los hombres) continúan viviendo pertinazmente en sus pecados. Cerca está el azote para limpiar la tierra del mal. La Justicia divina reclama la satisfacción de tantas ofensas y maldades que cubren la tierra y no se puede tolerar más. Los hombres obstinados en sus culpas no se vuelven a su Dios. La gente no se somete a la Iglesia, y desprecia a los sacerdotes por haber muchos malos entre ellos, que son causa de escándalos" "El mundo será invadido por grandes desgracias, revoluciones sangrientas, huracanes terribles, inundaciones de ríos y mares.

               Levanta la voz, hasta que los sacerdotes de Dios presten oído a mi mensaje, y avisen a los hombres que el tiempo está cerca, y si no se convierten a Dios con oraciones y sacrificios, el mundo se verá envuelto en una nueva guerra"... Nubes con rayos de fuego, y una tempestad de fuego pasarán sobre el mundo, y el azote será el más terrible que ha conocido la historia. Durará setenta horas. Los impíos serán aplastados y eliminados. Muchos se perderán, porque permanecen en sus pecados" "Las horas de las Tinieblas están cerca... Yo me inclino sobre el mundo y detengo la Justicia de Dios, de otra manera estas cosas hubieran sucedido ya. Hacen falta oración y sacrificios, que vuelvan a los hombres a Dios y a mi Corazón Inmaculado. Propaga a gritos todo esto, en todo el mundo, como eco verdadero de mi voz. Hazlo saber porque ayudará a salvar muchas almas e impedirá mucha destrucción en la Iglesia y en el mundo." (Texto con imprimátur del Obispo de Cádiz-Ceuta, España)


Aparición de Nuestra Señora en La Salette

               Aparición aprobada por la Iglesia. La Santísima Virgen se apareció a dos niños el 19 de Septiembre de 1846, les comunicó un Secreto, que sería publicado con el Imprimatur del Obispo de Lecce (Italia). En un extracto del mismo podemos leer las advertencias de Nuestra Señora:

               "Dios va a castigar al mundo de una manera jamás vista... Nadie podrá escapar... Las Iglesias serán cerradas y profanadas; los Sacerdotes y religiosas serán perseguidos... Los libros malos abundarán. Muchos Sacerdotes se alejarán de la Fe verdadera, y hasta Obispos. El Demonio tendrá sus iglesias que le darán culto. Reinará el materialismo, el ateísmo y toda clase de vicios... Parecerá que Dios se haya olvidado de la humanidad. Todo estará perdido. Entonces Jesucristo, en un acto de Su Justicia y Su gran Misericordia para los buenos, dará orden a Sus Ángeles que todos los enemigos sean exterminados. Caerá fuego del Cielo. El sol se obscurecerá. Los perseguidores de la Iglesia, las personas dadas al pecado, perecerán y la tierra parecerá un desierto".




JUNIO, MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Día 29: Día de Subida al Calvario

          

            Por la señal de la Santa Cruz + de nuestros enemigos + líbranos Señor + Dios Nuestro.

            En el Nombre del Padre, del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.



Acto de contrición

            Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

            Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra Bondad y Misericordia infinita, que me los perdonareis, por los Méritos de vuestra Preciosísima Sangre, Pasión y Muerte y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro Santo Amor y servicio, hasta el fin de mi vida. Amén.


Día 29: Día de Subida al Calvario

             "Mi Cuerpo destrozado por tanto tormento camina sin fuerzas, bañado en sudor y Sangre, sufriendo toda clase de injurias, sin que nadie se compadezca de Mi Dolor. Estoy acompañado de una inmensa multitud en la que no se encuentra una sola persona que se compadezca de Mí..."

            "La fatiga es tan grande y la Cruz tan pesada que a mitad del camino caigo desfallecido. La Cruz cae sobre Mí y su peso me produce nuevas heridas. Mi Rostro roza las piedras del camino y con la Sangre que corre se pegan a Mis ojos y a Mi cara, la arena y el polvo, de suerte que quedo hecho el ser más repugnante...".


Palabras de Jesús al alma, tomadas de "Un Llamamiento al Amor", 
revelaciones privadas de Sor Josefa Menéndez


A continuación rezamos la 


Puedes tocar sobre la imagen para verla en su tamaño original;
se recomienda su copia y difusión


Jaculatoria para repetir con frecuencia a lo largo del día

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

(300 días de indulgencia, concedida por el Papa San Pío X en 1906)



martes, 28 de junio de 2022

CONFIANZA EN NUESTRO ÁNGEL CUSTODIO

 


               La palabra Ángel procede del griego "angelós", que se traduce por mensajero; el término utilizado en el Antiguo Testamento es "malk", que en hebreo significa delegado o embajador.

               Nos enseña nuestra Santa Religión Católica que los Ángeles son seres espirituales, personales y libres; dotados por tanto, de inteligencia y voluntad, creados por Dios de la nada; los creó para que lo alaben, le obedezcan y le sirvan, además, para hacerlos eternamente felices y para que ayuden y guíen a cada persona, a cada familia, nación, institución y muy especialmente a la Santa Iglesia. 

               Es Dogma de Fe la existencia de los Ángeles, definido en el IV Concilio de Letrán y en Concilio Vaticano I, por tanto, la creencia en los Ángeles es obligada a todo Católico. "Al comienzo del tiempo, creó a la vez de la nada una y otra criatura, la espiritual y la corporal, es decir, la angélica y la mundana; luego, la criatura humana, que participa de las dos realidades, pues está compuesta de espíritu y de cuerpo" (Profesión de Fe del IV Concilio de Letrán, año 1215)




               El Ángel Custodio o Ángel de la Guarda es aquél que Dios da a cada uno de nosotros, para que nos proteja desde su nacimiento hasta nuestra muerte y nos ayude a llegar al Cielo. Este Ángel Custodio puede actuar en nosotros de diferentes modos, sugiriéndonos buenos pensamientos y deseos, además de defendernos de muchos peligros, ya sean para el cuerpo y especialmente del alma. También nos ayuda el Ángel Custodio a resolver detalles prácticos materiales, nos alienta en las dificultades cotidianas, allanan el camino de nuestro apostolado con otras almas... su continua intercesión por nosotros hace que los Ángeles Custodios presenten a Dios nuestras oraciones y buenas obras, y a cambio, de Él nos alcanzan gracias. El Ángel de la Guarda suple nuestros olvidos y despistes y es nuestro principal aliado en nuestra santificación personal. 

               Entre nuestros deberes para con los Ángeles Custodios debemos tener en cuenta que debemos sentir respeto por su presencia, ser agradecidos con ellos por los beneficios que de Dios nos obtienen, al tiempo de ser confiados en la protección que nos brindan, lo que nos obliga a ser muy amigos de los Ángeles, amistad que se ha de notar en nuestro trato asiduo con Ellos y en honrarles dedicándoles oraciones y jaculatorias cada día.



JUNIO, MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Día 28: Día de Contemplación Dolorosa

           

            Por la señal de la Santa Cruz + de nuestros enemigos + líbranos Señor + Dios Nuestro.

            En el Nombre del Padre, del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.



Acto de contrición

            Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

            Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra Bondad y Misericordia infinita, que me los perdonareis, por los Méritos de vuestra Preciosísima Sangre, Pasión y Muerte y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro Santo Amor y servicio, hasta el fin de mi vida. Amén.


Día 28: Día de Contemplación Dolorosa

             "Mi Alma, en el Huerto de Getsemaní, estaba tan triste y desamparada que padecía angustias de muerte. Me vi cargado con todas las inquietudes de la humanidad y como recompensa a Mi Amor y de Mis sufrimientos habría de recibir los mayores ultrajes, las más negras ingratitudes..."

            "La Sangre que brotaba de todos los poros de Mi Cuerpo sería inútil para un gran número de almas, muchas se perderían y muchas más no Me conocerían. Derramaría Mi Sangre por todas y Mis Méritos serían aplicables a cada una de ellas y sin embargo inútiles para tantas y tantas almas"


Palabras de Jesús al alma, tomadas de "Un Llamamiento al Amor", 
revelaciones privadas de Sor Josefa Menéndez


A continuación rezamos la 


Puedes tocar sobre la imagen para verla en su tamaño original;
se recomienda su copia y difusión


Jaculatoria para repetir con frecuencia a lo largo del día

Corazón de Jesús, encendido en nuestro amor
inflama mi corazón con Tu Amor

(100 días de indulgencia, concedida por el Papa León XIII en 1893)



lunes, 27 de junio de 2022

NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO, por el Doctor Plinio Corrêa de Oliveira

 

               La devoción a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro nació en la isla de Creta. Esto explica la influencia bizantina que se nota en la imagen. Las personas representadas en esta imagen pueden impactar la sensibilidad moderna acostumbrada a los santos representados con las caras de las muñecas. Esta foto fue realizada en diferentes épocas y es muy expresiva.



               La devoción a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro fue difundida en la Iglesia por los Sacerdotes Redentoristas. Es una invocación muy hermosa, ya que expresa la invariable misericordia de Nuestra Señora hacia nosotros. La ayuda perpetua significa una asistencia, un acto de misericordia, un acto de piedad ininterrumpida que nunca cesa hacia nosotros. La palabra nunca significa que esta asistencia no cesará en ningún lugar, en ningún momento ni por ningún motivo. Es decir, incluso si una persona está en la peor situación posible, Nuestra Señora siempre ayudará a quien le reza.

               La imagen, como se ve, tiene un fondo dorado. Estos fondos de oro sin adornos se usaron característicamente en pinturas del antiguo Imperio Romano del Este y durante parte de la Edad Media. Los Ángeles Músicos de Fra Angélico, por ejemplo, tienen fondos dorados. Se usaba fondo dorado cuando se pintaban personajes muy importantes. El arte occidental normalmente coloca a un gran dignatario en una silla adornada, en una habitación elegante, de pie junto a una ventana con cortinas elegantes o en una hermosa escena al aire libre. La mentalidad oriental prefiere dejarlos fuera del tiempo, inmersos en plena gloria, es decir, con un fondo dorado.

               El oro por lo tanto, representa la gloria de Nuestra Señora como Reina del Cielo. Ella tiene un halo alrededor de Su cabeza, que también es dorado, al igual que el Infante Divino. Sobre el halo hay una corona de oro con incrustaciones de piedras preciosas. Las coronas de Nuestra Señora y el Niño Jesús tienen una forma similar. La base de cada uno se asienta sobre la cabeza, tiene un borde delgado y está rematada con diseños fabulosos y ornamentados. En el borde hay rubíes incrustados, en la capa media de los arcos ornamentados hay zafiros, y en el nivel más alto hay una fila de esmeraldas o diamantes. No puedo distinguir con precisión cuál en esta reproducción en particular. La corona del Niño sigue exactamente el mismo patrón.

               Nuestra Señora lleva un manto azul profundo que cubre sus hombros y su cabeza. Debajo de la corona y sobre su frente hay una estrella refulgente hecha de piedras preciosas; a su izquierda hay un diseño dorado que parece una estrella o una cruz.

               Si se observa con atención, se verá que Nuestra Señora lleva puesta una túnica roja debajo de su manto azul. El rojo aparece en su cuello y en los extremos de las mangas. Esta túnica roja se cierra en su cuello con una exquisita banda de diamantes.

               El Niño Jesús está sentado en el brazo izquierdo de Nuestra Señora. Él descansa cómodamente en sus brazos, como un niño que está muy acostumbrado a estar cerca de su madre y disfruta estar allí. Sin embargo, está distraído por otra cosa a la que vuelve la mirada. En mi opinión el artista cometió un error al representar al niño. Aparece más como un niño de siete u ocho años en lugar de un bebé que debe ser llevado en los brazos de su madre. Por cierto, esta imagen no se considera una obra de arte. Es considerado como un excelente trabajo de piedad con algunos puntos artísticos muy buenos y algunos defectos.

                El niño tiene un cinturón rosa con una túnica verdosa. También tiene un manto que cae naturalmente cerca de la mano izquierda de Nuestra Señora haciendo numerosos pliegues bellamente doblados. Casi todos los pliegues de la imagen me parecen muy bien colocados y naturales.

                Hay dos Ángeles que presentan al Infante los instrumentos de la Pasión; a la izquierda, un ángel con una túnica roja y un manto verde le muestra la lanza, a la derecha, un ángel con una túnica roja le muestra una cruz de tres brazos.

                 ¿Qué se puede decir de todo esto?

                Las características de Nuestra Señora son muy expresivas. La fotografía la muestra en una actitud muy maternal. Es una madre que sostiene a Su Hijo con una intimidad extraordinaria y un afecto notable. Muestra la familiaridad de Nuestra Señora con el Dios-Hombre. Al mismo tiempo, tiene una mirada profundamente recordada que transmite el respeto y la veneración que tiene por Él. Ella está orando por Él mientras lo sostiene. Ella está segura de que está sosteniendo a Dios encarnado en Sus brazos.

               Las partes del rostro de Nuestra Señora no están bien pintadas. Su cuello parece algo rígido. La boca es delicada, pero la nariz es quizás un poco demasiado larga. Estos son varios puntos que no permiten que la imagen se considere una obra de arte perfecta. Pero son defectos secundarios, porque un arte auténtico está presente en la expresión recordada de su fisonomía, en su pose noble y en el afecto que revela la pose.

               La imagen es rica en simbolismo. El manto azul oscuro representa la maternidad, mientras que la túnica roja simboliza la virginidad. Por lo tanto, describirla vestida de rojo y azul muestra que es Madre y Virgen. Es una forma delicada de insinuar el milagro de Su virginidad antes, durante y después del parto.




               Para mí, el simbolismo más conmovedor es el gesto del Niño que sostiene la mano de Nuestra Señora. Su mano derecha está detrás de Su pulgar y Su mano izquierda dentro de Su mano de una manera que le da a la mano de Nuestra Señora el control sobre las manos del Divino Infante. Simbólicamente, uno que sostiene las manos de otro lo sostiene por completo. Entonces, esta forma de presentar las manos del bebé expresa que ella puede hacer todo lo que quiera con Él; todo lo que Ella le pide a Él está de acuerdo; expresa el poder de Su oración. Con gran facilidad, el artista representa la dependencia del Niño-Dios de Nuestra Señora. Una característica de este ícono bizantino es que si bien el simbolismo es muy rico, no dice lo mismo para todos. Los símbolos están ahí para ser descubiertos por aquellos que dedican tiempo a analizarlos y contemplarlos.

               Los dos Ángeles representan la Pasión que el Niño tendrá que enfrentar. Ellos están profetizando la Pasión. Es decir, estamos invitados a ver en Él el Redentor de la humanidad, Aquel a quien los Profetas esperaron para salvar a la humanidad. También hay un detalle muy pintoresco: es la sandalia que cuelga del pie derecho del Niño por una sola cuerda. Simboliza al pecador que todavía está vinculado a Nuestro Señor por una última cadena: la Devoción a Nuestra Señora. Las iniciales griegas en la parte superior a cada lado de la corona representan "Madre de Dios". Las iniciales sobre el ángel en la parte superior izquierda leen "San Miguel Arcángel, a la derecha, San Gabriel el Arcángel ". Debajo del ángel de la derecha están las iniciales griegas de" Jesucristo ". La estrella en el velo de Nuestra Señora indica que Ella es la Estrella del Mar, la guía en esta vida para guiar a todos los que desean al puerto del Cielo. Pidamos siempre a Nuestra Señora que nos proteja con Su ayuda y misericordia perpetuas.


Toca AQUÍ para conocer el origen 
de la imagen de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro



JUNIO, MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Día 27: Día de deseos de Esperanza

         

            Por la señal de la Santa Cruz + de nuestros enemigos + líbranos Señor + Dios Nuestro.

            En el Nombre del Padre, del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.



Acto de contrición

            Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

            Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra Bondad y Misericordia infinita, que me los perdonareis, por los Méritos de vuestra Preciosísima Sangre, Pasión y Muerte y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro Santo Amor y servicio, hasta el fin de mi vida. Amén.


Día 27: Día de deseos de Esperanza

             "Cuanto mayor sea tu miseria, más te levantará Mi Poder, te enriqueceré con Mis Dones. Si eres un abismo de miseria, Yo soy un abismo de Bondad y Misericordia. No mires tu pequeñez, mira el poder de Mi Corazón que te sostiene"

             "Soy Yo el que os he escogido y por tanto estoy obligado a daros cuanto necesitáis. No temas, si tu miseria es grande, mucho mayor es Mi Amor y sobre tu debilidad trabaja Mi fortaleza. Si no te atreves a acercarte a Mí, Yo me acercaré a ti..."


Palabras de Jesús al alma, tomadas de "Un Llamamiento al Amor", 
revelaciones privadas de Sor Josefa Menéndez


A continuación rezamos la 


Puedes tocar sobre la imagen para verla en su tamaño original;
se recomienda su copia y difusión


Jaculatoria para repetir con frecuencia a lo largo del día

Sagrado Corazón de Jesús, venga a nosotros Tu Reino

(300 días de indulgencia, concedida por el Papa San Pío X en 1906)



domingo, 26 de junio de 2022

SANTIFICAR EL DOMINGO EN LAS CATACUMBAS


"Quien reza se salva, 
quien no reza se condena" 

San Alfonso María de Ligorio, Doctor de la Iglesia



 

               No son pocas las almas -y cada vez aumentan en número-  que tienen escrúpulos, problemas de conciencia a la hora de participar en una Misa en unión con Bergoglio, aunque ésta se celebre según "el rito tradicional". 

               Lo primero que debemos tener claro es que quien participa de cualquier acto religioso, como pueden ser un Misa, un Rosario, grupos de oración, etc, bajo la tutela de un Sacerdote o Comunidad que está "indultada" por Roma, se hace partícipe de la "iglesia conciliar" y de su "Papa". 

               De nada sirven el latín, los encajes y las casullas de seda bordadas en hilo de oro, porque usan el Misal reformado por Juan XXIII, lo que viene a ser una especie de "misa tridentina light", destinada a nostálgicos y conservadores de rúbricas, pero no apta para verdaderos Católicos tradicionales. Lo mismo ocurre con los demás Sacramentos y sobre todo, con la Doctrina, que es el germen de la confusión creada por los falsos tradicionalistas.

               Por tanto, PECAN GRAVEMENTE los que asisten o participan de algún modo en ceremonias o actos patrocinados/respaldados por la Roma modernista, por la "Iglesia del Concilio"; si rechazamos dicho "Concilio" debemos en consecuencia desechar por ende TODO cuanto de él se desprende, incluido el NO reconocimiento de la Autoridad de los presuntos "Jerarcas", incluida la cabeza, el pretendido "Papa". 

               Los Católicos que hemos optado por la postura SEDEVACANTISTA (aceptamos la vacancia del Trono Papal desde la muerte de Pío XII en 1958) amamos profundamente el Papado, porque creemos en la Promesa de Nuestro Señor cuando nos aseguró que las puertas del Infierno no prevalecerían sobre Su Iglesia. Aceptar que existan Papas herejes, que enseñen el error, a los que hay que resistir, es simplemente anticatólico, contrario a la Verdad y una blasfemia de primer orden.

               Si no tenemos cerca a un Sacerdote íntegro, que no esté unido a la Roma apóstata, si no podemos asistir a la Santa Misa Dominical, nos toca rezar más que nunca, con mayor  respeto y devoción, a fin de conseguir de Dios Misericordia y Piedad por este mundo que camina de espaldas a Él. 

               El Sacramento de la CONFESIÓN lo podemos realizar con un Sacerdote válidamente ordenado: que haya recibido la Ordenación Sacerdotal antes de 1969 o bien que esté ordenado por un Obispo tradicional, que no esté en comunión con la "Iglesia del Concilio".

              Ante esa imposibilidad de asistir la Santa Misa, los Domingos deben ser santificados igualmente; debemos recogernos en casa, en una habitación tranquila, sin ruidos, apagada la televisión y en jaque los teléfonos móviles, pues la Presencia de Dios ha de buscarse desconectando de todo lo accesorio; usando un misalito (edición anterior a 1960) es recomendable leer los textos de la Santa Misa que corresponda, Epístola y Evangelio, como si estuvieses asistiendo a la misma. Haremos una piadosa Comunión Espiritual y la posterior Acción de Gracias. Para finalizar, como en la Santa Misa, podemos recitar las Tres Avemarías, la Salve y la Oración a San Miguel Arcángel.

              Como el Rito Católico Romano se reza en latín, puedes unirte a la Santa Misa a través de internet, sin importar el país en donde se celebre, pues la Liturgia es la misma; te recomiendo este enlace de la Congregación de María Reina Inmaculada (CMRI), en los Estados Unidos de América.


EN RESUMEN

Para santificar el Domingo

(A las almas que no puedan asistir
al Santo Sacrificio de la Misa)


          - Rezar los quince Misterios del Rosario (Gozosos, Dolorosos y Gloriosos); lo recomendable es dividirlo a lo largo del día, mañana, mediodía/tarde y tarde/tarde-noche. NUNCA dejar el rezo del Santo Rosario para poco antes de dormir.

          - Leer el Catecismo; cada Domingo repasar la Doctrina más esencial y profundizar en alguna Verdad de Fe.

          - Nos persignamos con agua bendita; hacemos la Oración de Ofrecimiento de la Santa Misaleer en el misalito la Epístola y Evangelio del Domingo que corresponda. 

          - Comunión Espiritual

          - Acción de gracias

          - Rezamos las Tres Avemarías, la Salve y la Oración de San Miguel Arcángel

          -Terminamos persignándonos de nuevo con agua bendita.

          - Puedes unirte espiritualmente al Sacrificio de la Misa por internet; te recomiendo hacerlo a través del canal de la Congregación de María Reina Inmaculada (CMRI). Puedes acceder tocando AQUÍ


 


JUNIO, MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Día 26: Día de deseos de Reparación

         

            Por la señal de la Santa Cruz + de nuestros enemigos + líbranos Señor + Dios Nuestro.

            En el Nombre del Padre, del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.



Acto de contrición

            Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

            Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra Bondad y Misericordia infinita, que me los perdonareis, por los Méritos de vuestra Preciosísima Sangre, Pasión y Muerte y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro Santo Amor y servicio, hasta el fin de mi vida. Amén.


Día 26: Día de deseos de Reparación

             "Busco almas que reparen las ofensas que recibe la Majestad Divina y Mi Corazón se consume en deseos de perdonarlos, pero los pecadores sólo piensan en ofenderme"

             "No pido más que tu corazón para esconderme en él a fin de liberarme de la amargura que me causan las almas. Sí, el mundo me ofende pero se salva por la reparación de las almas escogidas. ¡Ama! porque el Amor es Reparación y la Reparación es Amor...".


Palabras de Jesús al alma, tomadas de "Un Llamamiento al Amor", 
revelaciones privadas de Sor Josefa Menéndez


A continuación rezamos la 


Puedes tocar sobre la imagen para verla en su tamaño original;
se recomienda su copia y difusión


Jaculatoria para repetir con frecuencia a lo largo del día

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío.

(300 días de indulgencia, concedida por el Papa San Pío X en 1906)