martes, 11 de diciembre de 2018

EL DESEO DE SER APROBADOS...


"Jesús, manso y humilde de Corazón, óyeme... 
del deseo de ser lisonjeado, líbrame Jesús..."


               Así comienza sus "Letanías de la Humildad", el Cardenal Merry del Val, Secretario de Estado del Papa San Pío X. Con todos los honores que tenía este gran Prelado y... ¡sabía hablar de humildad!.

                ¿Por qué no agregar "DEL DESEO DE SER APROBADO, ¡ LÍBRAME SEÑOR !", según el espíritu de sus letanías ?

                ¿Cuántas veces el ser humano se queda tan ancho, satisfecho y hasta orgulloso en exceso solo por haber recibido una aprobación puramente humana, oficial y burocrática ?

               ¿Acaso eso nos justifica definitivamente para siempre?. ¿Entonces qué decir de tantos Santos y Mártires que fueron perseguidos, ya no solamente por los enemigos de la Fe, sino también por hombres de la Iglesia, por sus Obispos, como San Juan Bosco, Santa Juana de Arco, el Padre Pío, la Madre Maravillas y tantos más que en su tiempo no fueron "aprobados", sino más bien difamados...y ahora resulta que están en los altares? 





               La historia de las vidas de estos Santos debería hacernos reflexionar profundamente para comprender que ellos YA ESTABAN APROBADOS POR DIOS Y LA IGLESIA que es lo que realmente vale, si no, no estarían en los altares y en el cielo actualmente. Pero no aprendemos de la historia y todo se vuelve a repetir.

                San Benito, cuando decide irse a la cueva en que instaló su casa para rezar el resto de su vida, no tuvo la idea de ir antes a pedir un papel solicitando permiso para hacerlo, ni una 'aprobación', lleno del Espíritu Santo sabía que lo más importante es servir a Dios con corazón sincero aunque sea en el anonimato, en el olvido y la discreción. Gracias a ese espíritu triunfó y fueron otros los que le vinieron a rogar los aceptase como sus discípulos y les transmitiese ese coraje y espiritualidad verdaderas, no aparentes, no para aparentar si no para realmente "ser auténtico monje".

                ¿Cuántos monjes o religiosas vemos en la historia de la Iglesia y aún en la actualidad, que viven en sus monasterios en sus conventos sin vivir la Regla, sin ser fieles al origen de su Orden, que tienen más horas de televisión que de oración, más fiestas y calle que adoración y sin embargo se sienten ya realizados y justificados porque tienen un papel burocrático que dice que están "aprobados"?

                San Francisco de Asís se va al monte, decide dejarlo todo, sus riquezas, familia, comodidades y la aprobación de la sociedad de su tiempo. Fue considerado como un loco, un fanático un desequilibrado, pero todo eso nada o poco le importó y se entregó totalmente a la vocación a la que fue llamado. Se marchó sin 'aprobación' al medio del monte entre las cabras sin más bendición que la de Dios. La historia ya la sabemos, pero no la aprendemos, después serían los Obispos los que fueron a buscar a San Benito, a San Francisco para que fuesen a fundar en sus ciudades, en sus diócesis. La historia bendita de esos humildes y grandes Fundadores, de esas Órdenes, comenzó con sacrificio, humildad, pobreza, oración sólida y profunda y deseos de agradar a Dios no a los hombres: no con un simple papel burocrático que dijese "estáis aprobados".

                La propia Madre Maravillas de Jesús tuvo que ser humillada y perseguida en España por algunos Obispos y su propio Superior que estando ella en vida el General de los Carmelitas, para todo el país escribió en carta pública afirmando: "La Madre Maravillas es un ejemplo de desobediencia para la Iglesia y un caso de inadaptación para los tiempos modernos". Sin embargo, ella ya está ahora en los altares y ellos no.





                En el siglo IV San Atanasio fue cruelmente perseguido y calumniado por la mayoría de los Obispos, incluso fue excomulgado. Su amigo San Aurelio, sufrió una persecución tan cruel de parte de los Obispos y sacerdotes arrianos que la Iglesia lo cuenta entre los Mártires aunque no haya derramado su sangre, a tal punto fue inhumana su persecución. Así, que no estar 'aprobado por la mayoría' no significa no estar aprobado por Dios. "Dios juzga según el corazón y no como los hombres que juzgan por la apariencia".

                Si el hecho de sentirnos aprobados 'legalmente' nos lleva a sentirnos más que los otros, "Yo no soy como los demás...", a ignorar a los otros, a sentirnos más que los otros, a despreciar a los demás y finalmente a llenarnos de vanagloria.. todo ello es una prueba de que no estamos siendo guiados ni por el Espíritu Santo, ni por el espíritu de los santos, ni mucho menos por el espíritu de la Iglesia y que ese 'papel de aprobados' no nos llevará al cielo por muchos sellos que tenga, porque lo dice San Pablo "LA LETRA MATA Y EL ESPÍRITU VIVIFICA", Santiago Apóstol lo dice con otras palabras: "MUÉSTRAME TU FE SIN LAS OBRAS; QUE YO TE MOSTRARÉ MI FE POR MIS OBRAS".





                Así que la historia nos demuestra que muchos grandes Fundadores y Santos, antes de ser reconocidos y aprobados, fueron perseguidos, calumniados y desaprobados por mucho tiempo, porque Dios así lo tenía preparado en sus designios. Cuidémonos por lo tanto de precipitarnos y aplaudir, admirar y elogiar a alguien solo por el hecho de tener un 'papel de aprobado' que podría ser que ante los ojos de Dios no lo esté; pero sobre todo, cuidémonos de no juzgar, despreciar ni difamar a alguien que no esté 'aprobado', porque no sea que nos encontremos con la sorpresa de que ante los ojos de Dios, sí estaba aprobado. 

                "Cuántas sorpresas nos llevaremos el día del Juicio Final cuando todo será visible; nos sorprenderemos de haber juzgado mal a muchos que hacían el bien, y por la apariencia, de haber juzgado bien a otros que parecían ser buenos y no lo eran..."  Santa Teresa de Lisieux.



               

lunes, 10 de diciembre de 2018

NUESTRA SEÑORA DE LORETO, Patrona de la Aviación


             

¿Cómo tuvo lugar el Angelical Traslado de la Santa Casa de Loreto?

                Según una piadosa tradición, en el año 1291, cuando los cruzados perdían control sobre la Tierra Santa, Nuestro Señor decidió enviar a Sus Ángeles para proteger Santa Casa donde la Virgen había recibido la visita del Arcángel Gabriel y en la misma que habitaría después la Sagrada Familia. Los Ángeles recibieron el mandato de mover la Santa Casa a un lugar seguro. 

                Así, el 12 de Mayo de 1291 los Ángeles trasladaron la Santa Casa hasta un pequeño poblado llamado Tersatto, en Croacia. Muy temprano en la mañana la descubrieron los vecinos y se asombraron al ver esta Casa sin cimiento y no se explicaban cómo había llegado ahí. Se adentraron y vieron un altar de piedra. En el altar había una estatua de cedro de la Virgen María, que tenía al Niño Jesús en sus brazos. El Niño Jesús tenía sus dos dedos de la mano derecha extendido como bendiciendo. Con su mano izquierda sostenía una esfera de oro representando al mundo. Ambos estaban vestidos como con unas batas y tenían coronas de oro.

               Pasados unos días, la Virgen María se le apareció a un sacerdote de ese lugar y le reveló de dónde venía la Casa:

        "Debes saber que la casa que recientemente fue traída a tu tierra es la misma casa en la cual Yo nací y crecí. Aquí, en la Anunciación del Arcángel Gabriel, Yo concebí al Creador de todas las cosas. Aquí, el Verbo se hizo carne. El altar que fue trasladado con la Casa fue consagrado por Pedro, el Príncipe de los Apóstoles. Esta Casa ha venido de Nazaret a tu tierra por el poder de Dios, para el cual nada es imposible.

       Ahora, para que tú puedas dar testimonio de todo esto, sé sanado. Tu curación inesperada y repentina confirmará la verdad que Yo te he declarado hoy." 

                El sacerdote, que había estado enfermo por mucho tiempo, se sanó inmediatamente y anunció al pueblo el milagro que había ocurrido. Comenzaron las peregrinaciones a la Santa Casa. Los residentes de este pequeño pueblo construyeron sobre la Santa Casa un edificio sencillo para protegerla de los elementos de la naturaleza. Pero la alegría de los croatas duró poco tiempo. Después de tres años y cinco meses de estar la casa en este poblado, en la noche del 10 de Diciembre, de 1294, la casa desapareció de Tersatto para nunca más volver.




                Un residente devoto de Tersatto construyó una pequeña iglesia en el lugar donde estuvo la casa, una réplica de esta. Y puso la siguiente inscripción: ¨La Santa Casa de la Virgen María vino de Nazaret el 10 de Diciembre de 1291 y estuvo hasta el 10 de Diciembre de 1294

               La gente de Croacia continuó venerando a Nuestra Señora en la réplica de la Santa Casa. Fue tanta su devoción, que el Papa Urbano V envió a la gente de Tersatto una imagen de Nuestra Señora en 1367. Esta imagen se cree fue esculpida por el mismo Apóstol San Lucas.

               El 10 de Diciembre de 1294, unos pastores de la región de Loreto, en Italia, aseguraron que habían visto una casa volando sobre el mar, sostenida por Ángeles. Había un Ángel vestido con una capa roja (se cree que podría tratarse de San Miguel) que dirigía a los otros y la Virgen María con el Niño Jesús estaban sentados sobre la casa. Los Ángeles bajaron la casa... Ese es el lugar que ha ocupado hasta nuestros días por 700 años.






"...QUE CONTINÚEN REZANDO EL ROSARIO TODOS LOS DÍAS..."


               Tal fue la súplica de la Virgen Nuestra Señora en Su última aparición en Fátima; ha transcurrido más de un siglo de la llamada amorosa de la Virgen a que abracemos la devoción por Su Rosario; desde aquél lejano 1917, cuando el mundo se encontraba sumergido en la Gran Guerra, Nuestra Santa Madre no ha escatimado en medios para hacer llegar a los hombres Su Mensaje. Así por ejemplo, quiso rubricar el ciclo de apariciones a los tres niños portugueses con el conocido como "Milagro del Sol", en una muestra del poder que tiene como Emperatriz del Universo, como también hemos visto cumplidas Sus profecías acerca de "los errores de Rusia", el perverso comunismo, que se extendió tal y como había advertido la Señora en Fátima.

               Los hombres de hoy, acostumbrados al ilusionismo de nuevas filosofías, cegados por el relativismo moral cuando no por la indiferencia religiosa o la herejía, han creído superada la Civilización Cristiana, que agoniza -como estaba profetizado-  en medio de la incertidumbre de una Roma que poco tiene de católica... "...cuando vuelva el Hijo del Hombre ¿hallará fe sobre la tierra?" (San Lucas, cap. 18, vers. 8)




                En estos momentos de soberbia confusión y de pérdida del sentido católico, procuremos seguir abrazados a la Fe de Siempre y a la Piedad más genuina; los verdaderos guerreros católicos llevan por estandarte el Sagrado Corazón de Jesús y por armadura a la que debe ser ejemplo de todo cristiano, la Virgen María, la criatura que más amó a Jesús en la tierra y la que más le ama en el Cielo; Ella, que fue el recipiente santo del que se valió Dios para que Su Hijo viniera a este mundo, es ahora también la que antecede el pronto Retorno de Nuestro Señor, ya no como Víctima, sino como Justo Juez.

                El Milagro del Sol, acaecido en Fátima fue una muestra del afecto que Nuestra Señora siente por todos y cada uno de sus hijos -por la humanidad entera- a los que como Madre Santa advierte que andamos lejos de la estrecha senda que conduce al Paraíso; para esas batallas que hemos de librar cada día, la Virgen nos da un medio sencillo pero muy eficaz como es EL REZO DIARIO DEL del Santo Rosario. 



ÚLTIMA APARICIÓN DE NUESTRA SEÑORA EN FÁTIMA
13 de Octubre de 1917
Relato de Lucía Dos Santos


               Había gente en masa (aproximadamente unas 70.000 personas) bajo una lluvia torrencial. Por el camino, las escenas del mes pasado, mas numerosas y conmovedoras. Ni el barro de los caminos impedía a la gente arrodillarse en actitud humilde y suplicante. Llegando a Cova de Iría, junto a la encina, pedí al pueblo que cerrasen los paraguas para rezar el Rosario. Poco después vimos el reflejo de luz y en seguida a la Virgen sobre la encina.

              -¿Qué es lo que usted quiere? 


              -"Quiero decirte que hagan aquí una capilla en honor mío, que soy la Señora del Rosario, que continúen rezando el Rosario todos los días. La guerra esta acabándose y los soldados pronto volverán a sus casas."

               -¿Curará a los enfermos?


               -"Unos si y otros no; es preciso que se enmienden; que pidan perdón de sus pecados." 

               Y tomando aspecto mas triste dijo:

               -"Que no se ofenda más a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido."


               Y abriendo sus manos las hizo reflejar en el sol y, en cuanto se elevaba, continuaba el brillo de su propia luz proyectándose en el sol. Y exclamé que todos mirasen al sol.

              Se da entonces el Milagro del Sol, prometido tres meses antes, como prueba de la verdad de las apariciones de Fátima. La lluvia cesa y el sol por tres veces gira sobre si mismo, lanzando a todos los lados fajas de luz de variados colores. Parece a cierta altura desprenderse del firmamento y caer sobre la muchedumbre. Todos están atónitos.

              Los periodistas de los periódicos seculares que habían acudido incrédulos a desprestigiar los apariciones, tomaron fotos y dieron testimonio de aquel milagro en la prensa. Al cabo de 10 minutos de prodigio el sol toma su estado normal. Los tres niños eran favorecidos con otras visiones, como lo narra Lucía:


               -"Vimos al lado del sol a San José con el Niño y a Nuestra Señora de los Dolores. El Niño Jesús parecía bendecir al mundo de la misma forma que San José. Después se disipó esta visión y aparece Nuestra Señora del Carmen."





domingo, 9 de diciembre de 2018

SORTEO DE ROSARIOS ARTESANALES


               Como ya hiciéramos en Octubre, mes dedicado al Santo Rosario, ahora  en Diciembre queremos regalar de nuevo un hermoso Rosario artesanal y queremos que sean varios los agraciados; estos Rosarios están confeccionados en Córdoba (Andalucía-España) por un artesano que sólo emplea materiales resistentes y personaliza cada rosario que realiza. 




                 El sorteo se realizará a finales de mes y en él participarán (salvo que manifiesten lo contrario) todos los amigos y seguidores que nos siguen públicamente a través de Blogger, y cuyos perfiles aparecen en el margen izquierdo de esta página; se excluirán a los tres agraciados del anterior sorteo de Octubre, a fin de que la Virgen Nuestra Señora, lleve este particular regalo a otras almas, a las que Ella considere más necesitadas...

               El Administrador de este Blog correrá con todos los gastos del envío de los Rosarios, evitando así cualquier costo para quien lo recibe. Sólo solicitamos la caridad de sus oraciones, que con eso y con el buen uso que le den al Rosario, quedaremos más que pagados.

Para ver los diferentes modelos de Rosarios, Cruces, Medallas, etc, 
así como otros trabajos de artesanía religiosa 


sábado, 8 de diciembre de 2018

LA CORONA A LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA NUESTRA SEÑORA


               San Juan Berchmans, devotísimo de la Inmaculada Concepción, ideó una sencilla Corona para honrar a la Virgen por tan grande Privilegio y de paso solicitar, por Su poderosa intercesión, la inestimable virtud de la Santa Pureza.

              Esta Corona NO sustituye el rezo del Santo Rosario, sino que consiste en una práctica de piedad añadida a las obligadas oraciones diarias del católico; se ha de rezar pues con pausa y atención y siempre que hayamos cumplido con el Rosario de la Virgen.

                La Corona de la Inmaculada está compuesta por tres Padrenuestros en honra de la Santísima Trinidad y de doce Avemarías, en honor a la Corona de Virtudes que ostenta la Virgen como Reina del Universo.




                Los interesados en adquirir una Corona de la Inmaculada como la que ilustra este artículo, sólo tienen que visitar la página del artesano que las confecciona tocando aquí.



LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA NUESTRA SEÑORA; renovación de nuestra entrega personal como esclavos de amor



Tota pulchra es, Maria,
et macula originalis non est in te.
Tu gloria Jerusalem, Tu laetitia Israel, 
Tu honorificentia populi nostri.
¡Oh! María, Virgo prudentissima, Mater clementissima,
Ora pro nobis, intercede pro nobis
 ad Dominum Jesu Christum






Eres toda belleza, María
y el pecado original no está en Ti
Tú, la gloria de Jerusalén, Tú, alegría de Israel,
Tú, honor de nuestro pueblo,
¡Oh! María, Virgen prudentísima, Madre clementísima.
Ruega por nosotros, intercede por nosotros ante Nuestro Señor Jesucristo.



                El Papa Pío IX se decidió a dar el último paso para la suprema exaltación de la Virgen, definiendo el Dogma de Su Concepción Inmaculada. Dícese que en las tristísimas circunstancias por las que atravesaba la Iglesia, en un día de gran abatimiento, el Pontífice decía al Cardenal Lambruschini: "No le encuentro solución humana a esta situación". Y el Cardenal le respondió: "Pues busquemos una solución divina. Defina Su Santidad el Dogma de la Inmaculada Concepción".

                Mas para dar este paso, el Pontífice quería conocer la opinión y parecer de todos los Obispos, pero al mismo tiempo le parecía imposible reunir un Concilio para la consulta. Al poco tiempo conoció el parecer de toda la jerarquía. 

                Y el día 8 de Diciembre de 1854, rodeado de la solemne corona de 92 Obispos, 54 Arzobispos, 43 Cardenales y de una multitud de fieles, definía como Dogma de Fe el gran Privilegio de la Virgen Nuestra Señora:

               "La Doctrina que enseña que la Bienaventurada Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de Su Concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano, es revelada por Dios, y por lo mismo debe creerse firme y constantemente por todos los fieles."

                Estas palabras, al parecer tan sencillas y simples, están seleccionadas una por una y tienen resonancia de siglos. Son eco, autorizado y definitivo, de la voz solista que cantaba el común sentir de la Iglesia entre el fragor de las disputas de los teólogos de la Edad Media.



Hoy es el día señalado para renovar nuestra
Consagración Personal a la Virgen



(Esta imagen está diseñada para poder ser imprimida junto con la otra
que se encuentra más abajo del texto)


                Este acto de Consagración, según enseña San Luis María Grignión de Montfort, significa que le entreguemos TODO a Ella “el cuerpo, con todos sus sentidos y miembros; el alma, con todas sus facultades; los bienes exteriores —llamados de fortuna— presentes y futuros; los bienes interiores y espirituales, o sea, los méritos, virtudes y buenas obras pasadas, presentes y futuras”.

                Y continua explicando el Santo “todo cuanto le puedes dar y mucho más que por las demás devociones, por las cuales le entregas solamente parte de tu tiempo, de tus buenas obras, satisfacciones y mortificaciones. Por esta consagración le entregas y consagras todo, hasta el derecho de disponer de tus bienes interiores y satisfacciones que cada día puedes ganar por tus buenas obras”.

                Concluye que debemos hacer TODAS las acciones “por María, con María, en María y para María, a fin de obrar más perfectamente por Jesucristo, con Jesucristo, en Jesucristo y para Jesucristo”.





La Virgen María, vencedora del mundo, del demonio y la carne, 
nos auxilia frente a los enemigos del alma


                “Pondré enemistades entre ti y la Mujer; y entre tu raza y la descendencia suya, Ella quebrantará tu cabeza, y tú le herirás en su calcañar” 

(Libro del Génesis, cap. 3, vers. 15).

              “Dios no puso solamente una enemistad, sino enemistades, y no solamente entre María y el demonio, sino también entre la posteridad de la Santísima Virgen y la posteridad del demonio. En otras palabras, Dios puso enemistades, antipatías y odios secretos entre los verdaderos hijos y siervos de la Virgen María y los hijos y esclavos del demonio. ¡No hay entre ellos la menor sombra de amor, ni correspondencia íntima existe entre unos y otros!” 


(San Luis María Grignión de Montfort, "Tratado de la Verdadera Devoción")

              "Ciertamente que el arca de maderas incorruptibles era el mismo Salvador. Y por esta arca, exenta de podredumbre y corrupción, se significa Su Tabernáculo, que no engendró corrupción de pecado. Pues el Señor estaba exento de pecado y estaba, en cuanto hombre, revestido de maderas incorruptibles, es decir, de la Virgen y del Espíritu Santo, por dentro y por fuera, como de oro purísimo del Verbo de Dios"

(San Hipólito, Mártir)

               "Proponte por modelo a la gloriosa Virgen, cuya pureza fue tal, que mereció ser Madre del Señor."

(San Jerónimo)





viernes, 7 de diciembre de 2018

Novena a la Inmaculada Concepción de María Nuestra Señora, Patrona de España. Día 9


MODO DE HACER LA NOVENA

                Puestos de rodillas, delante de una imagen de la Inmaculada Concepción, se santiguará y luego dirá todos los días el siguiente

ACTO DE CONTRICIÓN

                Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quién sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos,confesarme y, cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

                Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita, que los perdonareis, por los méritos de vuestra Preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, y me daréis gracias para enmendarme, y perseverar en vuestro santo amor y servicio, hasta el fin de mi vida. Amén.




ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

                 Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida para Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de Tu Concepción; así como por Eva nos vino la muerte, así nos viene la vida por Ti, que, por la gracia de Dios, has sido elegida para ser Madre del Nuevo Pueblo que Jesucristo ha formado con Su Sangre.

                A Ti, Purísima Madre, Restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta Novena, para rogarte nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de Tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado. 

                Acordaos, Virgen Santísima, que habéis sido hecha Madre de Dios, no sólo para vuestra dignidad y gloria, sino también para salvación nuestra y provecho de todo el género humano. Acordaos que jamás se ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a vuestra protección e implorado vuestro socorro haya sido desamparado.

                No me dejéis pues a mí tampoco, porque si no, me perderé; que yo tampoco quiero dejaros a Vos, antes bien cada día quiero crecer más en vuestra verdadera devoción. Y alcanzadme principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un gran aprecio de la virtud, y la tercera, una buena muerte. Además dadme la gracia particular que os pido en esta Novena, si es para mayor gloria de Dios, vuestra y bien de mi alma. 



ORACIÓN DÍA NOVENO
             
               ¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y Benignísimo Redentor nuestro! Así como has concedido a María la gracia de ir al Cielo y de ser en él colocada en el primer lugar después de Ti, así Te suplicamos humildemente, por intercesión de Tu Madre Inmaculada, nos concedas una buena muerte, que recibamos bien los últimos sacramentos, que expiremos sin mancha ninguna de pecado en la conciencia y vayamos al Cielo para siempre gozar en Tu compañía y la de nuestra Madre, con todos los que se han salvado por Ella.

               Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias a la Santísima Trinidad, y luego pide lo que por intercesión de la Inmaculada Concepción deseas conseguir de esta Novena. A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen.



ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS






LETANÍAS A LA PURÍSIMA VIRGEN MARÍA

Señor, ten piedad. Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad. Señor, ten piedad

Cristo, óyenos. Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos, Cristo, escúchanos
Dios, Padre celestial. Ten misericordia de nosotros
Dios, Hijo, Redentor del mundo. Ten misericordia de nosotros
Dios, Espíritu Santo. Ten misericordia de nosotros
Trinidad Santa, un solo Dios. Ten misericordia de nosotros

Santa María, ruega por nosotros
Santa Madre de Dios, ruega por nosotros
Santa Virgen de las vírgenes, ruega por nosotros
Madre de Cristo, ruega por nosotros
Madre de la Divina Gracia, ruega por nosotros
Madre Purísima,  ruega por nosotros
Madre Castísima, ruega por nosotros
Madre inviolada, ruega por nosotros
Madre Virgen,  ruega por nosotros
Madre Inmaculada,  ruega por nosotros
Madre amable, ruega por nosotros
Madre admirable,  ruega por nosotros
Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Madre del Creador, ruega por nosotros
Madre del Salvador, ruega por nosotros
Madre y Decoro del Carmelo, ruega por nosotros
Virgen prudentísima, ruega por nosotros
Virgen digna de veneración, ruega por nosotros
Virgen digna de exaltación, ruega por nosotros
Virgen poderosa, ruega por nosotros
Virgen clemente, ruega por nosotros
Virgen fiel, ruega por nosotros
Virgen Flor del Carmelo, ruega por nosotros
Espejo de Justicia, ruega por nosotros
Trono de la Sabiduría, ruega por nosotros
Causa de nuestra alegría, ruega por nosotros
Vaso espiritual, ruega por nosotros
Vaso digno de honor, ruega por nosotros
Vaso insigne de devoción, ruega por nosotros
Rosa Mística, ruega por nosotros
Torre de David,  ruega por nosotros
Torre de marfil,  ruega por nosotros
Casa de Oro,  ruega por nosotros
Arca de la Alianza,  ruega por nosotros
Puerta del Cielo, ruega por nosotros
Estrella de la mañana, ruega por nosotros
Salud de los enfermos, ruega por nosotros
Refugio de los pecadores, ruega por nosotros
Consoladora de los afligidos, ruega por nosotros
Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros
Patrona de los Carmelitas, ruega por nosotros
Reina de los Ángeles, ruega por nosotros
Reina de los Patriarcas, ruega por nosotros
Reina de los Profetas, ruega por nosotros
Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros
Reina de los Mártires, ruega por nosotros
Reina de los Confesores, ruega por nosotros
Reina de las Vírgenes, ruega por nosotros
Reina de todos los Santos, ruega por nosotros
Reina, concebida sin pecado original, ruega por nosotros
Reina, asunta a los Cielos, ruega por nosotros
Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros
Reina de la Paz, ruega por nosotros
Esperanza de todos los Carmelitas, ruega por nosotros

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Perdonadnos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Escuchadnos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Tened piedad de nosotros

        V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
        R. Para que seamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

ORACIÓN

                Te rogamos, Señor Dios, que nos concedas a Tus siervos gozar de continua salud de alma y cuerpo; y que por la intercesión de la siempre Virgen Santa María, seamos libres de las tristezas de esta vida y gocemos de las eternas alegrías del Cielo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.







jueves, 6 de diciembre de 2018

ORACIONES URGENTES POR MONSEÑOR PIVARUNAS


          Ayer, Miércoles 5 de Diciembre, Monseñor Pivarunas sufrió un ataque al corazón; está hospitalizado a la espera de ser intervenido quirúrgicamente. Nos cuentan que su salud es buena pero igualmente el Señor Obispo agradece cuantas oraciones elevemos por su pronta recuperación.

         Rogamos a nuestros amigos y seguidores la limosna de una oración por la salud de tan valiente Obispo, al que desde España, confiamos a la intercesión de María Reina Inmaculada en estos últimos días de Su Novena: que esta Buena Madre lo acompañe y aliente en todo momento.



Novena a la Inmaculada Concepción de María Nuestra Señora, Patrona de España. Día 8


MODO DE HACER LA NOVENA

                Puestos de rodillas, delante de una imagen de la Inmaculada Concepción, se santiguará y luego dirá todos los días el siguiente

ACTO DE CONTRICIÓN

                Señor mío, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quién sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos,confesarme y, cumplir la penitencia que me fuera impuesta.

                Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita, que los perdonareis, por los méritos de vuestra Preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, y me daréis gracias para enmendarme, y perseverar en vuestro santo amor y servicio, hasta el fin de mi vida. Amén.




ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

                 Dios te salve, María, llena de gracia y bendita más que todas las mujeres, Virgen singular, Virgen soberana y perfecta, elegida para Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde el primer instante de Tu Concepción; así como por Eva nos vino la muerte, así nos viene la vida por Ti, que, por la gracia de Dios, has sido elegida para ser Madre del Nuevo Pueblo que Jesucristo ha formado con Su Sangre.

                A Ti, Purísima Madre, Restauradora del caído linaje de Adán y Eva, venimos confiados y suplicantes en esta Novena, para rogarte nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de Tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado. 

                Acordaos, Virgen Santísima, que habéis sido hecha Madre de Dios, no sólo para vuestra dignidad y gloria, sino también para salvación nuestra y provecho de todo el género humano. Acordaos que jamás se ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a vuestra protección e implorado vuestro socorro haya sido desamparado.

                No me dejéis pues a mí tampoco, porque si no, me perderé; que yo tampoco quiero dejaros a Vos, antes bien cada día quiero crecer más en vuestra verdadera devoción. Y alcanzadme principalmente estas tres gracias: la primera, no cometer jamás pecado mortal; la segunda, un gran aprecio de la virtud, y la tercera, una buena muerte. Además dadme la gracia particular que os pido en esta Novena, si es para mayor gloria de Dios, vuestra y bien de mi alma. 



ORACIÓN DÍA OCTAVO
             
               ¡Oh Santísimo Hijo de María Inmaculada y Benignísimo Redentor nuestro! Así como diste a María la gracia de una ardentísima caridad y amor de Dios sobre todas las cosas, así Te rogamos humildemente, por intercesión de Tu Madre Inmaculada, nos concedas un amor sincero a Ti, oh Dios y Señor nuestro, nuestro verdadero Bien, nuestro Bienhechor, nuestro Padre, y que antes queramos perder todas las cosas que ofenderte con un solo pecado.

               Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias a la Santísima Trinidad, y luego pide lo que por intercesión de la Inmaculada Concepción deseas conseguir de esta Novena. A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen.



ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS






LETANÍAS A LA PURÍSIMA VIRGEN MARÍA

Señor, ten piedad. Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad. Señor, ten piedad

Cristo, óyenos. Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos, Cristo, escúchanos
Dios, Padre celestial. Ten misericordia de nosotros
Dios, Hijo, Redentor del mundo. Ten misericordia de nosotros
Dios, Espíritu Santo. Ten misericordia de nosotros
Trinidad Santa, un solo Dios. Ten misericordia de nosotros

Santa María, ruega por nosotros
Santa Madre de Dios, ruega por nosotros
Santa Virgen de las vírgenes, ruega por nosotros
Madre de Cristo, ruega por nosotros
Madre de la Divina Gracia, ruega por nosotros
Madre Purísima,  ruega por nosotros
Madre Castísima, ruega por nosotros
Madre inviolada, ruega por nosotros
Madre Virgen,  ruega por nosotros
Madre Inmaculada,  ruega por nosotros
Madre amable, ruega por nosotros
Madre admirable,  ruega por nosotros
Madre del Buen Consejo, ruega por nosotros
Madre del Creador, ruega por nosotros
Madre del Salvador, ruega por nosotros
Madre y Decoro del Carmelo, ruega por nosotros
Virgen prudentísima, ruega por nosotros
Virgen digna de veneración, ruega por nosotros
Virgen digna de exaltación, ruega por nosotros
Virgen poderosa, ruega por nosotros
Virgen clemente, ruega por nosotros
Virgen fiel, ruega por nosotros
Virgen Flor del Carmelo, ruega por nosotros
Espejo de Justicia, ruega por nosotros
Trono de la Sabiduría, ruega por nosotros
Causa de nuestra alegría, ruega por nosotros
Vaso espiritual, ruega por nosotros
Vaso digno de honor, ruega por nosotros
Vaso insigne de devoción, ruega por nosotros
Rosa Mística, ruega por nosotros
Torre de David,  ruega por nosotros
Torre de marfil,  ruega por nosotros
Casa de Oro,  ruega por nosotros
Arca de la Alianza,  ruega por nosotros
Puerta del Cielo, ruega por nosotros
Estrella de la mañana, ruega por nosotros
Salud de los enfermos, ruega por nosotros
Refugio de los pecadores, ruega por nosotros
Consoladora de los afligidos, ruega por nosotros
Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros
Patrona de los Carmelitas, ruega por nosotros
Reina de los Ángeles, ruega por nosotros
Reina de los Patriarcas, ruega por nosotros
Reina de los Profetas, ruega por nosotros
Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros
Reina de los Mártires, ruega por nosotros
Reina de los Confesores, ruega por nosotros
Reina de las Vírgenes, ruega por nosotros
Reina de todos los Santos, ruega por nosotros
Reina, concebida sin pecado original, ruega por nosotros
Reina, asunta a los Cielos, ruega por nosotros
Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros
Reina de la Paz, ruega por nosotros
Esperanza de todos los Carmelitas, ruega por nosotros

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Perdonadnos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Escuchadnos, Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo. Tened piedad de nosotros

        V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
        R. Para que seamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

ORACIÓN

                Te rogamos, Señor Dios, que nos concedas a Tus siervos gozar de continua salud de alma y cuerpo; y que por la intercesión de la siempre Virgen Santa María, seamos libres de las tristezas de esta vida y gocemos de las eternas alegrías del Cielo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.






PRIMER JUEVES DE MES, dedicado a orar por la Santidad Sacerdotal


                En el tradicional esquema de piedad de La Semana del Buen Cristiano dedicamos el día Jueves al Misterio Eucarístico y a orar por la santidad de los sacerdotes católicos; lo hacemos precisamente este día porque fue Nuestro Señor mismo quien eligió el Jueves Santo para instituir el Sacerdocio Católico y el Santo Sacrificio de la Misa. 

                De forma sencilla explicaba esto mismo el Romano Pontífice Pío XI en la Encíclica "Sobre el Sacerdocio Católico"; hacía poco de la valiente entrega de tantos Sacerdotes en México, que dieron su vida por Dios y Su Santa Iglesia. Transcurridos unos meses, aquella entrega martirial de los cristeros mexicanos, sería nuevamente rubricada en la Madre Patria, donde también miles de seglares, Sacerdotes, religiosos y algunos Obispos, fueron asesinados por el simple hecho de ser católicos.

               Por tanta sangre derramada por nuestros Gloriosos Mártires, los sacerdotes de hoy debemos dar valiente testimonio de ser hombres de Dios, íntegros, austeros, pobres y dispuestos siempre a abrazar la cruz martirial de la indiferencia o marginalidad.




La presente estampa está diseñada para ser imprimida a doble cara.
Se recomienda su copia y difusión.