lunes, 25 de febrero de 2013

SOR MARÍA DE JESÚS Y EL PURGATORIO ( II )




En este otro capítulo de la vida de la Venerable Sor María de Jesús de Ágreda, comprobamos cómo nos socorre y alienta el Ángel de la Guarda aún en el Purgatorio.

   También se le apareció el príncipe heredero Don Baltasar Carlos, que murió el nueve de octubre de 1646. Dice ella

      “Para consolarme, el Altísimo me manifestó que el Príncipe se había salvado, aunque era menester ayudarle mucho, porque tenía grandes penas en el Purgatorio. A los siete u ocho días después de su muerte, estando en el coro, se me apareció su alma y me dijo: Sor María, el Ángel Santo de mi Guarda, que es el que me ha consolado desde que se apartó mi alma del cuerpo, me ha declarado cómo ayudaste a mi madre la Reina en el Purgatorio y me ha encaminado por Voluntad Divina y traído a tu presencia para que te pida oraciones... 



      Estos aparecimientos del alma de su Alteza se me fueron continuando otras veces... El alma del Príncipe estuvo en el Purgatorio ochenta y tres días, que hay desde el nueve de octubre de 1646 hasta el primero de enero de 1647, pero he conocido que, por particulares socorros y por la especialísima Misericordia del Todopoderoso, se le aliviaron mucho las penas “.



** *  **   *  *  *   **  * **

1 comentario:

  1. Un Testimonio muy consolador!. Gracias hermanito por esta publicación tan edificante y por recordarnos que es nuestro deber rezar por las benditas almas del purgatorio. Dios te pague! +

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.